Polémica declaración

Robo a Garro: el poliladron dijo que se llevaron millones de dólares

Patricio Masana, el único detenido por el asalto, declaró ayer ante la fiscal Virginia Bravo. Aseguró que sustrajeron 4,5 millones de dólares y 700.000 pesos. El alcalde salió a refutar esos dichos y habló de su pelea contra las mafias. Denunció chantaje

En el marco de la investigación por el robo al intendente Julio Garro, ocurrido el 2 de marzo último en el country Grand Bell de City Bell, ayer a la mañana amplió su declaración indagatoria el expolicía Patricio Masana ante la fiscal Virginia Bravo, y, entre otras cosas, afirmó que, para que se cometiera el asalto, “hubo un entregador”, tras lo cual agregó que “se llevaron 4,5 millones de dólares y 700.000 pesos”. Además, colaboró con la Justicia aportando la identidad de uno de los dos malvivientes que redujeron a la familia del intendente, de acuerdo a lo que sostuvo Alejandro Montone, uno de sus abogados.

Masana llegó cerca de las 10 a la UFI 7 en los Tribunales Penales de La Plata y, minutos después, comenzó a sumar datos sobre su rol en el robo en la vivienda de Garro. La versión del poliladron difiere drásticamente respecto al botín que aseguraron las víctimas. 

Garro afirmó, horas después del hecho, que los delincuentes se habían llevado 25.000 pesos, tablets, joyas y otros elementos en un bolso.

Tras conocerse los dichos en sede judicial del detenido, Garro respondió que “se trata de un chantaje de algunos mafiosos de la Policía”. Posteriormente dijo: “Este es un nuevo capítulo de la pelea que estamos llevando adelante contra las mafias”.

“Este hombre es el mismo que, con total impunidad, metió a delincuentes en mi casa, quienes ataron a mi mujer y a mis hijas. Este sujeto no puede justificar sus ingresos, que tenía drogas y armas en su casa, que es parte del escándalo de los sobres de la Policía, nos está extorsionando desde hace tiempo, porque cree que así va a negociar una prisión domiciliaria”, afirmó Garro.

El jefe comunal sostuvo que “están acostumbrados a manejarse con total impunidad, así son las mafias” y remarcó que Masana y su abogado venían buscando un “chantaje”, para canjear la libertad condicional a cambio de “no hablar”. 

Ante este nuevo escenario, Garro anticipó que mañana (por hoy) se presentará ante la fiscal Virginia Bravo para conseguir una copia de la declaración de Masana y ponerse a disposición por cualquier consulta”. 

“Si es necesario, declaro de nuevo. Voy hasta las últimas consecuencias. No tengo nada que esconder”, sostuvo el mandatario. 

Los avances en la investigación

Más allá de la diferencia en cuanto al botín, de acuerdo a los dichos de las víctimas y los victimarios sobre el asalto a la familia del intendente, la fiscal Virginia Bravo avanza en los dos procesos penales contra Patricio Masana, el exsubteniente de la comisaría Primera, por robo calificado y enriquecimiento ilícito.

Seguir leyendo...

Sobre el robo, la magistrada ya tiene el nombre y apellido de uno de los que ingresaron a la vivienda, ubicada en casa 210 del Club de Campo Grand Bell, de 467, entre 142 y 148. Se trata de un exconvicto identificado como Marcelo Maidana.

A Maidana lo fueron a buscar en junio pasado en una casa de Villa Martelli y no lo encontraron. Sobre él pesa un pedido de captura nacional e internacional.

Al sujeto lo complican varios elementos: contactos telefónicos con Masana, el registro de su rostro, registrado en las cámaras del ingreso del barrio privado días anteriores al golpe, y el testimonio del  expolicía detenido. 

Los detectives ya conocen la identidad de los ladrones. Un jefe policial le indicó a diario Hoy: “Masana los llevó varias veces al Grand Bell para que conozcan el lugar y estudiar los movimientos de la familia del intendente. Las cámaras de seguridad del country registraron esos rostros en el acceso”. 

Detalles de un atraco de alto impacto

El 2 de marzo pasado, dos delincuentes armados y con las caras descubiertas se colaron en la finca de Julio Garro, en el barrio privado Grand Bell, y redujeron a la esposa (María Dolores Conde), sus cuatro hijas, su cuñada (María Florencia Conde), dos sobrinos y la emplea­da doméstica (Diana Spíndola).

Los cacos ataron con precintos a las víctimas y encerraron en el baño a las mujeres adultas.

Luego revisaron la vivienda y huyeron con el botín hasta la casa de un vecino, el entonces subteniente Patricio Masana.

En la camioneta de Masana, una Mercedes Benz, y junto a él, los delincuentes escaparon del country. Una cámara de seguridad junto con los testimonios de un jardinero y otro vecino complicaron a Masana. Por tal motivo, le allanaron la casa y encontraron 10.500 dólares y 84.600 pesos, los que se hallaban guardados dentro de una caja fuerte, además de decenas de planillas Polad, como así también 187 pastillas de metanfetaminas y 62 cristales de cocaína, los que, tras la realización del test de orientación, arrojó resultado positivos.

Voceros policiales indicaron que cada pastilla secuestrada tiene un valor de mercado superior a los 500 pesos.

Noticias Relacionadas