vuelta a la fase 1

Los argentinos, en jaque en la Libertadores

Con la suspensión de la Copa de la Liga, entró en duda la localía de los equipos de nuestro país en la competencia internacional.

El futuro cercano para los equipos argentinos es toda una incógnita en cuanto al cierre de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América 2021.

Debido a las restricciones impuestas por el Gobierno, la Asociación del Fútbol Argentino y la Liga Profesional de Fútbol decidieron suspender la actividad oficial de todas las categorías del deporte más apasionante hasta el próximo 30 de mayo. En el marco de esta situación, desde el próximo martes se tiene que disputar la última fecha del torneo continental por excelencia, donde se desconoce en qué lugar harán de local los conjuntos argentinos.

En el reino del revés pasan situaciones extrañas y una de ellas es esta. La Confederación Sudamericana de Fútbol no va a modificar su programación para esta jornada, que será la definitiva para la suerte de las instituciones en saber si jugarán o no los octavos de final, al tiempo de que unos buscarán clasificar a la Copa Sudamericana y otros pueden quedar eliminados, por lo cual con la imposibilidad, o no, de que se dispute el fútbol en territorio nacional, crece la incertidumbre.

En principio, las autoridades jurisdiccionales deberían hacer una excepción para permitir que se jueguen los encuentros. Boca, River, Racing y Defensa y Justicia deben jugar como locales, por suerte Vélez y Argentinos viajan a Brasil y Uruguay, respectivamente, pero en el caso de que los funcionarios no acepten este pedido por parte de la Conmebol y las entidades, los dirigentes del fútbol argentino tendrán que salir a buscar distintas sedes para poder llevar a cabo sus espectáculos deportivo.

Esto último es algo que no parece sencillo y se debe resolver en el corto plazo para poder tener margen de maniobra, certezas y estar en condiciones de preparar la logística de cada uno de los encuentros.

Se empiezan a buscar opciones

En el caótico caso de que no se acepte que se desarrollen encuentros en nuestro país, los dirigentes de los distintos clubes se están preparando y ya han tenido algunas reuniones internas, como también charlas con el ente continental, para empezar a barajar distintas sedes para poder jugar de locales.

Las opciones más concretas que hay hasta el momento son el Centenario de Montevideo, por la cercanía y la comodidad que generaría jugar en Uruguay, mientras que la Conmebol dispondría de viajar a Paraguay para tener acción en Asunción.

La Sudamericana, en la misma sintonía

Seguir leyendo...

Los equipos argentinos que disputan la Copa Sudamericana 2021 están en una tónica similar a la de los que están en plena participación en la Libertadores de América. Hay mucho hermetismo y es una incógnita qué va a suceder con las localías de los distintos conjuntos que también van a estar jugando desde el próximo martes 25 de mayo, como pasa con la competencia de mayor importancia, la última fecha que definirá cuáles son las instituciones que van a clasificar a la próxima instancia del certamen continental. Solo uno pasará de ronda, y los otros lamentablemente van a quedar eliminados del mismo.

De nuestro país, Rosario Central, Independiente, Arsenal, Newell's Old Boys y Lanús tienen que jugar su último encuentro en condición de local la próxima semana por esta competencia. Como pasa con algunos conjuntos en la Libertadores, varios lo harán en condición de visitante y eso es un alivio, como por ejemplo San Lorenzo, que ya está eliminado, pero jugará en Chile ante Huachipato, y Talleres de Córdoba, también fuera de combate, que tendrá viajar a Ecuador para chocar ante el Emelec.

Se desconoce qué va a suceder con la sede de cada uno de los compromisos correspondientes a estas entidades, que ya van barajando y mirando de reojo, como sucede en el otro certamen, la posibilidad de salir del territorio nacional ante la posible negativa de las autoridades a que se desarrolle un partido de fútbol antes del 30 de mayo. En este caso también aparece como posibilidad viajar a Uruguay, Paraguay, aunque también no ven como una idea descabellada, cambiar la localía, aunque claramente sería una desventaja deportiva.

Se designaron árbitros en plena incertidumbre

En medio de la incertidumbre por la localía de los conjuntos argentinos en la Copa Libertadores, se definió que el uruguayo Esteban Ostojich y el chileno Roberto Tobar dirigirán los últimos partidos de River Plate y Boca Juniors, en la fase de grupos, en la sexta jornada, de la Copa Libertadores que definirán sus respectivos accesos a los octavos de final del certamen continental.

La Conmebol confirmó que Ostojich ­controlará el partido entre el Millonario y Fluminense de Brasil en el estadio Monumental, el próximo martes desde las 21, mientras que el Xeneize, segundo en el Grupo C, buscará el próximo miércoles, también a las 21, su pase a octavos de final cuando reciba a The Strongest de Bolivia y tendrá a Tobar como árbitro.

Por su parte, el chileno Nicolás Gamboa dirigirá Racing Club-Rentistas de Uruguay por el Grupo E (martes 25); el paraguayo Eber Aquino estará en Nacional de Uruguay-Argentinos Juniors por el Grupo F (miércoles 26); el brasileño Edina Alves dirigirá Defensa y Justicia-Independiente del Valle de Ecuador por el Grupo A (jueves 27), y el uruguayo Leodán González controlará Flamengo de Brasil-Vélez Sarsfield (jueves 27) por el Grupo G.

Noticias Relacionadas