la plata

La situación sanitaria en la ciudad continúa al límite

Las camas de Terapia Intensiva siguen al borde del colapso y los trabajadores del sistema de salud exigen extremar los cuidados. Testimonios desde la trinchera, donde se combate la Covid-19 para seguir viviendo.

Angustia y desesperación. La se­gunda ola de coronavirus no da respiro y los centros hospitalarios siguen al borde del colapso. El rebrote de contagios de coronavirus desata un triste panorama que se vive las 24 horas en los hospitales de la región.

La incertidumbre por el espacio de camas en las Terapias Intensivas va de la mano de un personal sanitario que se encuentra exhausto pero que sigue dando pelea ante el avance de la enfermedad.

“La situación sigue siendo complicada. Las camas de la Terapia Intensiva siguen estando ocupadas casi al 100 por ciento, pero no hemos tenido que rechazar pacientes o dejar sin asistencia a quien lo necesita ya que hospital cuenta con la posibilidad de asistir pacientes críticos en otras salas como la de Emergencias y la Unidad Coronaria”, le dijo a diario Hoy Leandro Tumino, médico e instructor de residentes de Terapia Intensiva del hospital San Martín.

El profesional, que es director del Comité de Neurointensivismo de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), afirmó: “También se ha comenzado a utilizar otras estrategias de soporte respiratorio no invasivo como las cánulas de alto flujo, que nos permite ganar tiempo para que se libere una cama en área crítica o, incluso, evitar la ventilación mecánica invasiva”.

Asimismo, el intensivista remarcó la baja de edad en los pacientes que llegan a las salas de Terapia Intensiva.

“Actualmente los pacientes que ingresan a la UTI son más jóvenes, incluso sin factores de riesgo. La internación es prolongada, por lo que las camas no se liberan rápidamente, a no ser que el paciente muera”, dijo y llamó a extremar las medidas básicas de cuidados como el uso de tapa boca, distancia social y el lavado de manos.

“La realidad es cruda y fuerte, pero lamentablemente es así. Además el personal se encuentra sumamente estresado, no solo en la Terapia Intensiva, sino también en aquellas áreas que fueron reorganizadas para asistir pacientes críticos. Los emergentólogos, cardiólogos y clínicos se encuentran en una situación muy estresante ya que han tenido que adaptar sus saberes y habilidad para la asistencia de pacientes que, en otras circunstancias, no lo harían”, concluyó.

Raúl Tassi, director del Instituto Médico Platense y el Instituto Del Diagnóstico, precisó en diálogo con este multimedio: “En este momento seguimos con terapias llenas y pisos de Covid también”.

A su vez, marcó que según el jefe de terapia del Instituto Médico Platense, el doctor Gustavo Chaparro, “con las nuevas cepas” los pacientes llegan a un promedio de internación donde “permanecen 12 días”, lo que dificulta la disponibilidades de camas. “La noticia buena es que están llegando muchas vacunas de diferentes marcas o laboratorios”, expresó Tassi.

Seguir leyendo...

“Lo bueno es que el laboratorio Richmond empezó a producir la vacuna rusa y se prevé que sean millones de dosis, entre todas las pálidas vemos que hay una luz y es la vacuna. Esperamos llegar a tener un 70 por ciento del país vacunado. También se liberaron otras vacunas y todas son buenas, con eso ya se salvan de terapia salvo que esté muy complicado. Ahora estamos esperanzados de que la gente se pueda vacunar”, completó.

Sobre la crisis sanitaria, Liliana Fishkel, directora del Hospital Especializado Dr. Noel H. Sbarra, le manifestó a diario Hoy: “Estamos igual que la semana pasada. Las medidas de confinamiento van a impactar de acá a diez días”, y agregó: “En La Plata, las ocupaciones están como venían en los últimos días. No hay vacunados internados, bajó la edad de pacientes de UTI y, en general, no tienen buena evolución”.

Para finalizar, la especialista remarcó: “Hay una serie de buenas noticias, pero no hay buen comportamiento. En La Plata fue un descontrol. Yo no vi controles, y eso incide mucho en los parámetros negativos de las internaciones. Lamentablemente nuestro intendente no entiende lo que es fase 2. No pone en marcha los mecanismos o los dispositivos para realmente cumplimentar la fase 2. No se lava las manos, no hace nada”.

Y agregó: “Si miramos los informes de los presupuestos de salud vemos cómo los incumplió y los subejecutó en plena pandemia para ponerlo en propaganda. En salud el intendente nunca estuvo a la altura de las circunstancias”.

Noticias Relacionadas