Mujeres cerveceras: marcan el rumbo entre barriles, malta y espuma

El boom de la cerveza artesanal hizo que muchas personas se dedicaran de lleno a la producción de esa bebida. Entre ellas, las mujeres asoman como un grupo fuerte para marcar presencia en el rubro.

En los últimos años, con el crecimiento del movimiento feminista en Argentina, las mujeres comenzaron a pisar fuerte en espacios que tradicionalmente estuvieron ocupados por varones. Eso también ocurrió en el mundo de la cerveza artesanal, un rubro que creció a grandes pasos en el último tiempo y con él, la presencia de mujeres en las cocinas, concursos, barras y ponencias.

Así también nació en 2017 la Comunidad de Mujeres Cerveceras (CMC), que nuclea a sommeliers, productoras y consumidoras de cerveza de todo el país y América Latina donde se organizan para hacer crecer la cultura cervecera tanto como la presencia de mujeres en concursos nacionales e internacionales.

“Me di cuenta de que si bien en el bar donde estaba había muchas mujeres, en las publicidades de las grandes marcas no estamos presentes. Estos mensajes llegan a una audiencia muy amplia y tienen una responsabilidad en las representaciones y en las limitaciones que tenemos en la sociedad”, dijo a diario Hoy Karen Borensztein, fundadora de la CMC.

Según reza la historia, la cerveza estuvo históricamente ligada a las mujeres en diferentes regiones y momentos históricos, como por ejemplo en la Antigua Grecia, donde se las asociaba al consumo de cerveza mientras el vino quedaba como la bebida indicada para los hombres.

“Hay mujeres que catan, que consumen, comunicadoras. Al margen de difundir lo que les gusta difunden las marcas, hoy la cerveza es un nicho y sin dudas está bueno ir ocupando más lugares para que cada vez sean más los que puedan aprender con nosotras”, explicó.

Enfrentar el machismo
“Como en otros ámbitos, solemos estar sobrecapacitadas y a pesar de que tenemos grandes capacidades y capacitaciones, siempre está la duda y el cuestionamiento sobre lo que una sabe, por eso tampoco vemos muchas mujeres disertando. Uno de nuestros objetivos es generar mayor confianza para poder avanzar entre todas”, marcó Karen.

Como en todos los ámbitos, las mujeres están expuestas a las prácticas machistas también dentro del universo cervecero. Por eso, se organizaron dentro de la Comunidad para poder exponer sus realidades y encontrar apoyos.

“Hay mucho machismo, agresión por medio de redes o a través de memes, pero que no deja de ser agresión. Las que tienen mayor visibilidad son las más atacadas y eso afecta a nuestro objetivo de ser más. Pero también tenemos mucho apoyo. Pensar en conjunto es mejor, se disfruta el proceso”, señaló.

La diferencia de género es clave también a la hora de emprender, ya que en Argentina hay una brecha salarial importante entre hombres y mujeres que llega hasta el 27%. Influye lo que se conoce como “el techo de cristal”, la imposibilidad de las mujeres de avanzar hacia puestos de jerarquía.

Seguir leyendo...

“Es un ambiente masculino pero en general es así, las posiciones jerárquicas que ocupamos las mujeres son menos. Lo mismo con el nivel de ingreso ya que ganamos menos por eso también hay menos productoras, porque para tener un bar o cervecería hay que tener respaldo económico y muchas no pueden realizar ese tipo de inversión”, concluyó Karen.

Noticias Relacionadas