Bolsonaro dio positivo al coronavirus: “Estoy perfectamente bien”

El presidente de Brasil anunció que se realizará un nuevo test para confirmar el diagnóstico. El pasado lunes inició un tratamiento con hidroxicloroquina.

Se confirmó que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dio positivo al test de coronavirus al que se había sometido el lunes frente a la aparición de síntomas como tos, fiebre y dolores musculares.

Ante la llegada de la Covid-19 a Sudamérica, el mandatario de 65 años la había comparado con una “gripecita” inflada por los medios de comunicación, asegurando que la pandemia no alcanzaría el nivel registrado en Estados Unidos. Hoy en día, Brasil es el segundo país del mundo con más casos de Covid-19, con un total de 1.643.539 y 66.093 muertes, sumadas a una de las peores recesiones históricas de la economía brasileña.

Antes de que se diera a conocer su diagnóstico, Bolsonaro brindó una entrevista usando apenas un barbijo, ignorando nuevamente las medidas de distanciamiento físico.

Al detectar la sintomatología compatible con el virus, se dirigió al hospital de las Fuerzas Armadas, donde le realizaron un estudio pulmonar y un hisopado. “Bajó la temperatura a 36,7 grados. Estoy bien, estoy normal, en comparación con ayer (por el lunes), estoy normal, muy bien. Estoy hasta con ganas de hacer una caminata, pero por recomendación médica no la haré”, explicó.

A partir de esta confirmación, las autoridades brasileñas ya iniciaron testeos a las 48 personas que estuvieron en contacto con el presidente, entre los que se destacan ministros, presidentes de clubes de fútbol y legisladores. Cabe destacar que varios de esos encuentros fueron realizados sin barbijos y desestimando los consejos de las autoridades sanitarias, entre apretones de manos y multitudes.

En relación a su accionar frente a la pandemia, Bolsonaro dijo que “fui muy criticado por las medidas tomadas y mis posiciones en relación a la Covid-19”, y agregó: “Todos sabían que llegaría a una parte considerable de la po­blación tarde o temprano. Fue positivo para mí”.

Y ese es uno de los motivos por los cuales su imagen se vio afectada de manera considerable con la llegada del coronavirus: todo el mundo alertó sobre la facilidad de contagio de la Covid-19.

Mientras el resto de los países se sometían a cuarentenas estrictas, el mandatario no solo publicaba fotos a cara descubierta, sino que cuestionó la pandemia, a tal punto que llegó a presionar a los gobernadores para que levantaran el confinamiento en sus estados, cuestión que fue impedida por el Supremo Tribunal Federal de Brasil.

Un presidente polémico

Al igual que el presidente estadounidense, Bolsonaro es un defensor de la hidroxicloroquina. Durante la entrevista que dio a los tres periodistas televisivos en su residencia, afirmó que se sometió a un segundo test y que desde el lunes está tomando el antipalúdico utilizado para tratar la malaria, que fue rechazado por la gran mayoría de la comunidad médica mundial, ya que presenta distintos riesgos para la salud, como arritmias ventriculares y muerte súbita cardíaca.

Seguir leyendo...

Por último, pese a ser parte del grupo de riesgo por su edad, el mandatario señaló que “el hecho de haber sido contaminado muestra que soy un ser humano como cualquier otro”.

Noticias Relacionadas