El Papa Francisco pidió por el fin de la represión en las calles de Colombia

El conflicto social y la militarización del país sudamericano llegaron hasta el Vaticano, desde donde el Sumo Pontífice exhortó a la paz.

En su habitual oración dominical del Ángelus, el Papa Francisco pidió un “diálogo serio” para encontrar una salida a la crisis social que atraviesa Colombia desde el mes pasado y se agrava diariamente por la represión policial. Además, el argentino defendió “el derecho a manifestarse pacíficamente”.

“La situación en Colombia sigue siendo preocupante”, expresó ­Francisco ayer, luego de que se conociera que más de 50 personas murieron en manos de la represión del gobierno de ese país durante la ola de protestas de las últimas semanas.

Las manifestaciones se iniciaron hacia finales de abril, cuando la sociedad salió masivamente a las calles para mostrar su desacuerdo con la reforma impositiva que quería impulsar el gobierno derechista del presidente Iván Duque, con la intención de recaudar cerca de 6.300 millones de dólares, el equivalente a un 2% del Producto Interno Bruto. Tras el multitudinario vuelco a las calles del pueblo colombiano, el Ejecutivo terminó por retirar el paquete de medidas del Congreso.

Sin embargo, el conflicto continuó con un pliego de nuevas reivindicaciones en materia social, de educación y salud, y se unificaron las manifestaciones callejeras bajo el único reclamo de cesar la represión y desmilitarizar las calles. La situación de extrema gravedad llevó a que la Federación Colombiana de Fútbol decidiera darse de baja de la organización de la Copa América 2021, que se iba a llevar a cabo del 11 de junio al 10 de julio de manera conjunta con la Argentina.

Seguir leyendo...

Un contexto agravado por la pandemia

En este marco, Francisco exhortó a las fuerzas de seguridad del país sudamericano a “evitar, por razones humanitarias, comportamientos nocivos para la población en el ejercicio de su derecho a manifestarse pacíficamente”.

“En esta solemnidad de Pentecostés, rezo para que el querido pueblo colombiano sepa acoger (al Espíritu Santo) de forma que, a ­través de un diálogo serio, se encuentren soluciones justas a los muchos problemas que enfrenta, especialmente los más pobres debido a la pandemia”, dijo el Sumo Pontífice.

Principio de acuerdo

En la jornada de ayer, el gobierno colombiano anunció que llevó a cabo la tercera reunión en menos de una semana con los líderes de las protestas. En este sentido, avanzaron en la elaboración de un documento sobre las garantías para las manifestaciones.

El encuentro se llevó a cabo en Bogotá y duró 13 horas. Tras el mismo, las autoridades dijeron que se acercaron posiciones con respecto a un acuerdo sobre las garantías para ejercer el derecho a la protesta, que es requisito para discutir las exigencias de los manifestantes. La instalación de una mesa de negociaciones es el primer signo de paz en un mes entre las autoridades y los líderes del Comité Nacional del Paro.

No obstante, con el objetivo de mantener la presión sobre el gobierno mientras avanzan las negociaciones, la organización convocó a nuevas movilizaciones para el 25 y el 26 de mayo.

En otro orden, en las últimas horas se produjo la renuncia del Comisionado de la Paz de Colombia, Miguel Ceballos, que ya había sido consensuada desde fines de 2020.

Noticias Relacionadas