¿Se viene un fin de año negro para la economía de los argentinos?

El gasto público y el trabajo, en una situación crítica

Otro de los problemas que preocupa a la sociedad de cara a fin de año es la pérdida de empleo, algo que se aceleró en estas últimas semanas en distintas empresas que se ven forzadas a cerrar sus puertas por la recesión en el país.

Para colmo de males, el cimbronazo ya ni siquiera puede ser disimulado por las estadísticas oficiales: anteayer, el INDEC reconoció que en un año hubo una fuerte caída del empleo, perdiéndose nada más ni nada menos que 190.000 puestos de trabajo (principalmente en zonas como el Conurbano bonaerense, La Plata, Tierra del Fuego y el cordón industrial de San Nicolás-Villa Constitución).

“La inflación, más el estancamiento económico, no es una buena noticia en el ámbito laboral y lo que vamos a ver va a ser un empleo estancado. En el segundo trimestre el empleo no creció, creció muy poco la tasa de actividad laboral y la tasa de desempleo aumentó. Ése va a ser el panorama que vamos a tener para el resto del año también”, dijo a Hoy el economista y director del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), Jorge Colina.

Colina además hizo hincapié en que “el gasto público va a crecer, en virtud de que, si Argentina no arregla con los acreedores externos, se cortan las posibles vías de financiación que podíamos tener”.

“El gasto público está motorizado por dos componentes nuevos: el tema de los subsidios económicos y el pago de intereses. De hecho, en el último dato que sale del gasto público en la primera mitad del 2014, el pago de intereses es un 113% respecto del año pasado. Son todos gastos improductivos”, puntualizó el economista.

En este sentido, el director de IDESA remarcó que “por no haber entrada de dólares, el país se ve obligado a reducir las importaciones. Como reduce las importaciones, elimina cualquier chance de hacer crecer la economía, que ahora está estancada. De ahí que la única fuente para tratar de hacer algo va a ser aumentar el gasto público. Y esto va a agravar el tema de la inflación”.

La inflación, ese mal que no da tregua al magro bolsillo del consumidor

Un mal que no cesa en territorio nacional es la inflación, que continúa arrasando con el bolsillo del consumidor. En este contexto, lejos de atacar el problema con herramientas sólidas, el Gobierno se encaprichó con aplicar parches de última hora. Ni hablar en estos momentos, en donde el interés parece estar centrado en resolver el litigio con los fondos buitres, dejando de lado los inconvenientes en la economía local.

Seguir leyendo...

“El marco de recesión de la economía, de baja de consumo y de mantenimiento de pautas altas de inflación es paralelo a todo lo que sea la negociación de la deuda externa. Lo que está sucediendo ahora es que la discusión con los fondos buitres le agrega mayor incertidumbre a una economía que ya tenía estos factores, de por sí, preocupantes”, señaló a Hoy el presidente de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA), Fernando Blanco Muiño. Y añadió: “Estos niveles de incertidumbre por supuesto que no alientan la inversión productiva y sin ésta no hay mayor producción de bienes. Al no haber más oferta de bienes, los que están en el mercado son más caros, eso termina generando un círculo inflacionario”.

“Lamentablemente no creo que los anuncios de estos días tengan que ver mucho con pasos del Gobierno para controlar la inflación. Lo que se trata es buscar alternativas al frente externo, con resultados absolutamente inciertos”, continuó el represente de la ONG de defensa del consumidor.

Por último, Blanco Muiño consideró que “es complicado ver que tenemos un Gobierno que no acusa recibo y sigue embarcado en batallas perdidas de antemano, sin ocuparse de los temas internos, que van a generar un conflicto social de manera inminente”.

Advierten por mayor escasez de divisas, recesión y desempleo

El economista Fausto Spotorno, de la consultora Ferreres, auguró ayer que el proyecto de ley impulsado por el gobierno para cambiar el domicilio de pago a los bonistas regulares provocará “mayor recesión y desempleo”, y alertó sobre el riesgo de “un estrangulamiento de la actividad económica por falta de divisas”.

En ese sentido, Spotorno advirtió que habrá “más escasez de divisas” dado que en este escenario el gobierno “no podrá colocar deuda en los mercados internacionales” por lo cual estimó como “probable” que se impongan “más trabas a las importaciones” y “puede venir un nuevo apretón por el lado del cepo cambiario”.

También aseveró que “con esta estrategia, no se sale del default por ahora”, y “se enreda mucho más la estructura que tenía la deuda”, al tiempo que dijo que ve “medio difícil” que los bonistas acepten el cambio de jurisdicción.

“Esta decisión no va a tener un buen impacto en la economía, porque impide que el gobierno coloque deuda en los mercados internacionales. La única posibilidad (de acceso a financiamiento) era si se llegaba a un acuerdo con los holdouts, pero ahora se complicó mucho más el panorama”, analizó el economista, quien también previno que se complicará la situación financiera de las provincias.

Noticias Relacionadas