Primera reunión de CD antes del operativo para el clásico

El dirigente Juan Martín Cerolini estará a cargo de las reuniones con la Aprevide desde mañana y el directivo Federico Cicora coordinará la Fundación Estudiantes de aquí en adelante.

El jueves a la noche se desarrolló la primera reunión de Comisión Directiva entre los nuevos componentes de la dirigencia de Estudiantes, con Martín Gorostegui encabezando el encuentro.
Bruno Salomone, en su función de nuevo secretario general, se encargó de ser el moderador entre los presentes y adelantaron los temas a desarrollar durante el segundo mes del otoño.

Si bien se mencionó la organización del partido del clásico contra Gimnasia la semana que viene, se presentaron algunas ideas y proyectos a desarrollar por parte de las diferentes áreas. Algunas de ellas, como la de finanzas y obras, seguirán con la misma línea que hasta la pasada gestión.

En tal sentido, quedó definido que el dirigente Juan Martín
Cerolini será quien se ponga al frente del operativo de seguridad para el choque del domingo que viene, que será el primero en el nuevo estadio de Estudiantes.

Cerolini encabezará las reuniones con la Aprevide desde mañana, y reportará las decisiones a las máximas autoridades del club, que tomaron el partido con mucha responsabilidad, ya que es el primero en la nueva cancha, con la nueva dirigencia, y en el contexto de distanciamiento, en el que los hinchas suelen juntarse igual en las inmediaciones del Bosque para alentar.

Además, se definió que el dirigente Federico Cicora será quien
se haga cargo de la supervisación de la Fundación Estudiantes y lo hará de manera conjunta con Daniel Cajade, quien seguirá siendo el presidente, pero no el nexo con la dirigencia.

El Pincha ya busca inversionistas para levantar los codos del estadio

Uno de los proyectos que tiene la nueva dirigencia de Estudiantes es la construcción de los codos laterales en las esquinas de 115 y 57, y 115 y 55, para luego poner el techo de la cancha. En tal sentido, este diario confirmó que la obra demanda una inversión de 20 millones de dólares.

Estudiantes no pagará ni financiará el trabajo, sino más bien buscará inversionistas interesados en poder llevar adelante el proyecto, ofreciendo a cambio 30 años de utilización de las oficinas y lugares disponibles en las torres que estarán emplazadas en las esquinas de la cancha sobre 115 más cerca del Bosque.

Esos lugares no van a ampliar la capacidad para los hinchas, sino que serán destinados a oficinas o lugares que puedan generar un ingreso y explotación comercial por un tiempo determinado, y que a cambio le permitan al club ampliar la estructura y la dimensiones del estadio para todo lo que se viene.

No se descarta suspender actividades

Seguir leyendo...

De acuerdo a lo que pudo averiguarse, y tras la primera reunión de Comisión Directiva, Estudiantes seguirá adelante con todas las actividades deportivas en el estadio de 1 y en el Country de City Bell que estén permitidas y no interfieran en las resoluciones vertidas por el Gobierno nacional. En tal sentido, cabe destacar que los empleados seguirán yendo a trabajar de manera presencial en la sede de calle 53, en el estadio y en el Country, aunque se admite que “el panorama puede cambiar durante las próximas tres semanas”, conforme aludieron desde la dirigencia.

Estudiantes, además, adelantó que todos los empleados que se encuentran dentro de posibles factores de riesgo están trabajando de manera remota desde el año pasado.

Por el momento, los entrenamientos de algunas actividades como el vóley, el básquet y el hockey seguirán sujetas a nuevas modificaciones o prohibiciones, pasando a ser virtual de ser necesario, como ocurrió el año pasado.

Noticias Relacionadas