ENTREVISTA EXCLUSIVA

“Estaba con todo el deseo de hacer teatro”

En diálogo con diario Hoy, la actriz Claribel Medina expresó su alegría por la vuelta al ruedo con una obra dramática y con tintes de humor negro.

Nacida en Puerto Rico, Claribel Medina terminó sus estudios secundarios y co­menzó a cultivar su pasión por la actuación, aunque también se interesó en otras aristas del arte en general. Comenzó a formarse en su país natal, mientras que en un mo­mento dado viajó un año a Nueva York para cursar dos semestres en la prestigiosa escuela Elaine Heikens.

Durante este ir y venir constante, la curiosa e inquieta mujer regresó a su tierra natal para incursionar sobre las tablas en una obra infantil. No sabía que dedicaría los próximos años de su vida a forjarse un lugar en los escenarios, y así su talento comenzó a obtener popularidad y ganar prestigio gracias a sus performances.

Con un certero camino andado, la artista fue tentada para participar de novelas románticas o dramáticas pertenecientes a la pantalla chica pero también condujo un magazine en el prime time de Puerto Rico.

Tiempo después decidió probar suerte en Argentina, logró roles trascendentes en ciertas producciones, pero además por ese entonces emprendió una relación amorosa con Pablo Alarcón, un actor de renombre que conoció gracias a las circunstancias del oficio y la vida misma. Tras forjar la relación, la pareja decidió agrandar la familia recibiendo a dos niñas llamadas Antonella y Agostina.

A pesar del amor en común, los actores decidieron separarse en excelentes condiciones y con un trato cordial que perdura hasta el presente. La vida de Claribel no ha sido lineal, por el contrario el dinamismo de su personalidad la llevó a debutar como una cantante excelsa gracias a su cautivadora voz. Es más, gracias a este don logró participar del certamen de canto más conocido de la televisión ar­gentina, que es conducido por Ángel De Brito y Laurita Fernández. Asimismo, tuvo la suerte de desempeñarse junto a su hija, Agostina, que sigue los pasos artísticos que rigen este clan.

Durante una entrevista con este multimedio, la multifacética artista detalló los pormenores del nuevo proyecto del que forma parte y es llevado a cabo en el Complejo teatral Regina.
Se trata de la obra dramática y comedia negra Relaciones peligrosas, del dramaturgo fallecido Aldo Nicolaj, donde actúa junto a Fabián Gianola en tres relatos sobre los vínculos amorosos, las vicisitudes afectivas y las miserias inherentes a las relaciones humanas.

Seguir leyendo...

—Luego de casi 10 meses sin actividad referente al espectáculo para todo el universo artístico, ¿bajo qué circunstancias se gestó este dueto o llegó esta propuesta?
—El proyecto llegó en el momento justo. Estaba con todo el deseo de hacer teatro y creo que todos los actores esperábamos que nos caiga alguna obra en las manos. Es decir, que nos enamore e interese.
A mí me convocó el productor de este proyecto, Damián Sequeira, para sumarme a Relaciones peligrosas, un guión que Fabián ama y conoce muy bien. Así me encontré con una obra espectacular para interpretar pues tiene un fantástico texto.
En un principio estaba la idea de poder llevarla a Villa Carlos Paz, Córdoba, un lugar que amo profundamente pero luego hubo un segundo plan en la costa argentina pero por diferentes circunstancias no podía irme por problemas personales dije que no. Luego llegó este plan y acepté. Disfruto mucho ir a las giras porque así he podido conocer este país maravilloso pero tenía que estar en Capital Federal. Acepté y me parece sensacional estar en este equipo. Me enamoré del texto, lo agradecí, leí y dije vamos para adelante porque confío al ciento por ciento en esta obra de teatro. Además tengo un compañero grandioso al lado como lo es Fabián Gianola, un excelente director y actor. Estoy contenta porque hacemos una pieza que a la gente le va a hacer bien, le dará muchas satisfacciones, y se irá del teatro con una enorme sonrisa.

— Este guion contiene tres relatos que oscilan entre el drama y la comedia negra, ¿qué podrías adelantarnos sobre ellos?
— La trama está dada por actores que interpretan historias sobre relaciones peligrosas, tóxicas, enfermas, de dependencia, miedo, no bien transitadas.
Además hablamos de la más importante que es la que uno debe mantener consigo mismo. También se aborda la quietud, la carencia de expectativas o sueños en la vida. Si no se tiene ganas, ímpetu o expectativas, nada puede salir bien. Asimismo contamos qué sucede con el ser humano cuando no es honesto consigo mismo. En este sentido, ya es una forma diferente de llevar a cabo una obra de teatro. En síntesis, somos dos intérpretes que actuamos una serie de historias peligrosas con otros, pero también con uno mismo.

— Tres historias, un guion excelso y este dueto intenso e interesante. ¿Qué podés comentarnos sobre sus personajes?
— Al ser actores, tenemos esa complicidad que suele darse. Este juego plantea que no seamos nosotros. En la primera escena llevo a cabo un rol sobre una mujer tímida, cerrada, metida para adentro, desganada, que se deja estar pero la vida la sorprende con una trampa particular y eso la hace reaccionar. Por otra parte, en el siguiente relato, mi personaje es una dama fría, calculadora, no por ello es mala persona sino que vivió de una manera considerando que es la única forma de existencia posible. Por último, hago a un ser humano maquiavélico.

Noticias Relacionadas