Entrevista Exclusiva

Marco de la O: “Me veo dirigiendo, actuando, produciendo mis propios contenidos”

A punto de estrenar una serie en Netflix, el mexicano incursiona por primera vez en el cine de terror con una propuesta diferente.

Con guión del platense Hernán Moyano, se rueda por estos días Mete miedo, producción de género que tiene como protagonista a la estrella mexicana Marco de la O. Con él hablamos sobre el proyecto, su estadía en la Argentina en medio de la pandemia, y mucho más.

—¿Cómo te llega la propuesta?
—Llega a mi vida hace un año y medio, más o menos, o un poco más, tenemos con el director y productor Néstor Sánchez Sotelo un amigo en común, al que conocí en los Premios Platino y nos reencontramos en el Festival de Cine de Guadalajara, y me comentó que Néstor estaba por hacer la película y que quería que participara. Me envió el guión, coordinamos una reunión virtual, íbamos a filmarla el año pasado, y pudimos hacerla este año, aun con las limitaciones que tenemos porque una vez más la pandemia golpea.

—¿El rodaje es nocturno?
—Sí, y aprovechábamos y nos quedamos en la casa donde se rueda a dormir, grabamos de ocho de la noche a seis de la mañana, es como una pequeña burbuja, donde nos hisopamos.

—¿Qué te atrajo de Ángel y el cine de género? ¿Es la primera vez que trabajás en este tipo de cine?
—Sí, había hecho algo en teatro, pero no en cine y televisión, y es una buena oportunidad para cambiar, porque la gente, si bien no pasa nada, me conoce por mi interpretación de El Chapo, pero quiero experimentar en nuevos géneros, comedia, policial. Ángel es un policía, un personaje frío, con sus chistes, irónicos, de los que solo se ríe él. Me gusta el cambiar el acento, trabajar con actores de aquí, con esta productora, que trabaja como a mí me gusta, sin dar nombres había quedado en otra producción, en donde no quedaba conforme con lo que hacían, hacían pocos planos, y yo les decía que faltaban imágenes, pero se trabaja muy rápido. Aquí, al contrario, se ruedan cuatro o tres escenas al día, se toman su tiempo, es una muy buena producción y por eso me animé a hacerla. Ángel es un policía que está investigando asesinatos en Buenos Aires que descubre que tienen un patrón, y a partir del accidente de su compañera, empiezan a pasar cosas raras, asesinatos con mensajes tenebrosos por toda la ciudad, la misión es atraparlo, y todo desencadenará en algo interesante que verán.

—Me decís que como intérprete muchas veces aportás en el rodaje tu perspectiva, ¿soñás, en un punto, como muchos actores que han pasado de estar delante a atrás de cámara y dirigir?
—Sí, y parece que está más adelantado esto, porque ya tengo un guion ya tengo un equipo de trabajo, el guion trata sobre los actores, sobre qué vivimos, no voy a contar mucho porque después me la roban (risas). Me veo dirigiendo, actuando, produciendo mis propios contenidos, porque siempre estamos los actores corriendo, en una carrera efímera y con una gran incertidumbre. Uno tiene que crear sus propios contenidos, lo hacía yo con el teatro, cuando no tenía televisión, tenías que seguir actuando y no quedarte parado.

Seguir leyendo...

—¿Cómo fue en este punto, el parate por la pandemia?
—Yo fui afortunado, porque tuve todo el año trabajo. Se oye raro. pero fue el mejor año de mi vida, económicamente me fue muy bien, estuve en la segunda temporada de Falsa Identidad, donde hago un antagónico, la comenzamos a grabar en enero, suspendimos en marzo y retomamos en julio, hasta septiembre, y durante el parate nos pagaron, es decir que desde enero a septiembre estuve con ese proyecto, y al finalizar estuve en una serie para Disney+ sobre feminicidios, muy interesante, con un equipo de mujeres, todo el equipo, un trabajo que me llenó mucho porque los únicos hombres éramos los actores. Trabajé mucho el año pasado, y esperé poder venir acá a rodar Mete miedo.

—¿Cómo fue el proceso para aprender a hablar en “argentino”? ¿Aprendiste malas palabras?
—Siempre primero se aprenden las malas (risas), aprendí la fonética, creo que cada región tiene la propia, soy un amante de los acentos y siempre pensé en una América Latina unida sin importar como hables, me gustaría que estemos más unidos, estamos muy lejos, tenemos el mismo idioma, conocemos mucho de la cercanía entre la Argentina y México, por la televisión y la cultura, pero sería ideal que pase cómo con australianos o ingleses que van a Estados Unidos y actúan más allá del acento, porque lo importante es que le creas. Aprendí que ustedes aspiran antes las s que las consonantes, pero las que van antes de la vocal, sí la pronuncian, nosotros no, entonces actuando trato de pensar todo el tiempo eso, el “yo”, la “ll”, es más fácil, pero lo más complicado es la “s” porque tiene su “ciencia”.

Familia, teatro, Stallone y Meryl Streep

—Recientemente trabajaste con Sylvester Stallone, ¿hay algún otro actor con el que soñás compartir el set?
—Con Meryl Streep, creo que es una actriz fuera de serie. Mis padres me apoyaron para actuar, mi familia, que me dijo siempre que lo que yo quisiera hacer me iban a apoyar, creo que eso es fundamental, mi abuelo era poeta, y estuve en certámenes de declaración en la escuela, eran mis primeros pininos en esto, inconscientemente, y a los doce años, tras una obra musical en la escuela, dije Quiero ser actor y al terminar el bachillerato comencé a estudiar actuación.

—Y desde ahí no paraste nunca más….
—No, hice mucho teatro, con mi esposa y unos amigos tuvimos la oportunidad de ser becados para hacer todo el teatro que queríamos. Además salían oportunidades en la televisión, lo hacía en paralelo, aprendí a usar la cámara, porque los actores de teatro muchas veces suelen perderse en el set, y comencé con pequeñas cosas, y en una telenovela quedé en el elenco base y comprendí el concepto de la televisión, allí salió el casting de El Chapo, y en paralelo hacía teatro. La televisión permitía pagar las cuentas y en el teatro me dedicaba a hacer lo que me gustaba.

Noticias Relacionadas