Sexo en pandemia: menos actividad y baja en el uso de preservativos

Cada vez menos gente toma las medidas de prevención a la hora de mantener relaciones sexuales: sólo el 14,5% de la población hace uso del profiláctico.

En tiempos de pandemia por coronavirus en todo el mundo, los datos aportados por fuentes sanitarias de nuestro país indicaron que si bien el porcentaje de relaciones sexuales ha bajado, por otro lado, sólo el 14,5% de la población utiliza un preservativo durante sus relaciones sexuales, situación que preocupa a las autoridades por el peligro de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) que pudieran atraer.

Dichos números fueron revelados por el informe de la AHF Argentina, una organización que trabaja en prevención, detección y tratamiento de VIH y sida, y que puso en relieve la necesidad de actualizar e intensificar las campañas que promueven el uso de anticonceptivos, así como facilitar el acceso gratuito a los mismos en todo el país.

Educación para el cuidado propio

“El mensaje tiene que ser diario. Educar sobre anticoncepción y la prevención de las enfermedades sexuales es parte de educar sobre el cuidado de uno mismo y se deben introducir como hábitos, desprovistos de erotismo y carga moral”, sostuvo la doctora Analía Urretavizcaya (M.N. 21.778 e integrante del equipo de Sexología Clínica del Hospital de Clínicas).

Según Urretavizcaya, hace falta más propaganda como política pública sobre la importancia del uso del preservativo, el método anticonceptivo más utilizado.

El uso correcto y sistemático de preservativos masculinos y femeninos durante la penetración vaginal o anal puede proteger contra la propagación de las ITS, incluida la infección por el VIH.

Estadísticas que preocupan

Un dato no menor tiene que ver con que en nuestro país más del 98% de las infecciones se producen por relaciones sexuales sin protección, con lo cual las alarmas se encienden cuando no existe ningún tipo de cuidado.

“Utilizar los preservativos masculinos de látex de forma sistemática tiene un efecto protector del 85% o más contra la infección por el VIH y otras ITS”, advirtió la profesional.

Si el preservativo se emplea bien cada vez que se tiene una relación sexual, el riesgo de embarazo es más o menos de 3 por cada 100 veces. Sin embargo, las chances aumentan si este rompe o se rasga durante el uso de forma inapropiada. Por ejemplo, usando lubricantes que no son al agua.

Asimismo, las fallas en la “implementación de la Ley de Educación Sexual Integral también dificultan que a corta edad los adolescentes tomen conciencia sobre el uso del preservativo e inicien su actividad sexual protegidos”, señaló Urretavizcaya.

La otra pandemia

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), entre 2010 y 2019 se incrementó un 21% el número de casos nuevos de infección por el virus del VIH en América Latina, es decir que se trata de un problema que no es del hoy, sino que trae sus huellas desde el pasado.

En tanto, en la Argentina se producen en promedio 4.800 casos nuevos de VIH, diagnosticándose 2,3 varones con VIH por cada mujer con el virus.

Seguir leyendo...

La detección temprana del virus disminuye de forma considerable las chances de presentar complicaciones derivadas. En el país, el 30,2% de los diagnósticos se realiza en una etapa avanzada de la infección: en el 26% de las mujeres y en el 32,1% de los varones.

Uso del preservativo

Si bien todo creemos que conocemos todo de este elemento y que no hay necesidad de saber algo más, nunca es tarde para saber cómo se usa el preservativo, en qué momentos no se puede y qué cuidados debe tener el mismo para que se preserve bien.

Las pautas para la utilización son: 1) usar desde el principio de la relación sexual y también para el sexo anal y oral, 2) antes de ponerlo, mirar siempre la fecha de vencimiento, 3) no utilizar si al abrirlo está quebradizo, pegajoso o visiblemente dañado, 4) sacarlo del envoltorio con cuidado, evitando uso de dientes o instrumentos cortantes, 5) no usar dos juntos, la fricción puede dañar el látex y hacer que ambos se rompan, 6) no se puede reutilizar ni reciclar, 7) en caso de utilizar lubricantes, deben ser a base de agua para no dañar el látex y 8) guardar en un lugar seco y fresco, ya que el calor o la humedad excesivos pueden afectar al material.

El otro efecto, la baja del sexo

Mucho se habló sobre qué pasó en este año con el sexo, si aumentó, se estancó o bajó, y para sorpresa de muchos, la sexualidad de los jóvenes se vio afectada durante la pandemia de coronavirus. Un informe reciente demostró que se duplicaron los casos de jóvenes que no tuvieron relaciones sexuales desde que el Covid-19 llegó al país.

Antes de la pandemia, el 19% de los jóvenes argentinos de entre 18 y 30 años no tenía sexo. En los meses de cuarentena y la etapa posterior de distanciamiento social preventivo y obligatorio, la cifra alcanzó el 39%.

Números en caída

La encuesta realizada por la Universidad Abierta Interamericana demostró además que disminuyó la frecuencia con que mantenían relaciones sexuales las personas comprendidas en este segmento.

El miedo al contagio por contacto íntimo hizo que quienes tenían sexo más de una vez por semana antes de la cuarentena redujeran a la mitad la actividad (cayó del 29% al 15%).

La cuarentena también incidió sobre el tipo de vínculo que establecieron los jóvenes por el miedo a reunirse con personas fuera de su círculo íntimo y la imposibilidad de conocer gente nueva. Las parejas consolidadas que no convivían decidieron juntarse para evitar contagios -señala el informe-, mientras que otros vínculos sexo-afectivos no pudieran afrontar el cambio social.

Más convivencia

Además, las parejas que convivían antes de la pandemia pasaron del 8 al 14% y los vínculos sexo-afectivos que abarcan relaciones sin convivencia, parejas abiertas, vínculos esporádicos pasaron del 60 al 45% (menos de la mitad de la población joven).

Finalmente, el obstáculo más importante que plantea la cuarentena para la salud sexual de la juventud es la dificultad de vivir una sexualidad libre. Es evidente que el miedo al contagio ha influido sobre el derecho al placer y que en poco tiempo nos enfrentaremos a las consecuencias de la abstinencia.

Noticias Relacionadas