Bahía Blanca

Buscan a los autores del atentado al local del Frente de Todos

La Policía analiza las imágenes de cámaras privadas cercanas a la sede de La Cámpora, donde una bomba de fabricación casera explotó en la madrugada del 25 de mayo. Otermín ligó el hecho con las “irresponsabilidades” de Patricia Bullrich.

La Policía Bonaerense analizaba ayer imágenes recogidas de cámaras de vigilancia ubicadas en las cercanías del local de la agrupación kirchnerista La Cámpora atacado con un artefacto explosivo en la madrugada del martes, en la ciudad de Bahía Blanca, al sur de la provincia de Buenos Aires.

Se trata de cámaras de seguridad privadas que, según se piensa, podrían haber captado a quien o quienes colocaron la bomba, que era de fabricación casera, según fuentes policiales. En la vereda se hallaron panfletos que anunciaban una “purga” de políticos, sindicalistas, periodistas y jueces y se deploraba, entre otras cosas, la legalización del aborto.

El atentado generó el repudio de representantes de todo el arco político, incluido el intendente Héctor Gay, de Juntos por el Cambio, quien condenó fuertemente el hecho y pidió que se esclarezca rápidamente.

En el local, ubicado en la esquina de las calles Berutti y Donado, a cinco cuadras de la plaza principal bahiense, funcionaban las oficinas de dos legisladores provinciales del Frente de Todos: la senadora Ayelén Durán y el diputado Gabriel Godoy. A esa hora, afortunadamente, no había nadie, y no hubo que lamentar víctimas allí ni en los edificios linderos, que también resultaron afectados.

La investigación quedó a cargo del fiscal Martín Romero Jardín, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) número 8 del departamento judicial de Bahía Blanca.

Seguir leyendo...

Más repudios

Ayer se sumaron más voces de repudio al lamentable hecho. Entre ellas, la del presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, quien sostuvo que “los que solo saben hacer política fogoneando el odio con mentiras sistemáticas tienen que hacerse cargo de las consecuencias que genera su discurso”. Se ubicó así en la misma línea que otros dirigentes que vieron en los discursos reproducidos por los medios de comunicación el origen del ánimo encendido que inspiró a los autores del hecho, aún no identificados. “Este hecho repudiable no ocurre en cualquier contexto. El contexto son las irresponsabilidades que manifiesta Patricia Bullrich como presidenta del principal partido opositor. Un clima que alimenta discursos de odio de una oposición que debe asumir su responsabilidad”, dijo.

Por su parte, un colectivo de organizaciones que incluye al Frente Grande, Vamos, el Partido del Trabajo y del Pueblo (PTP), el Frente Patria Grande, Unite, Cardumen y Nuevos Vientos emitió un comunicado que, bajo el título “A la violencia le decimos Nunca Más” (en referencia al informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas, Conadep, acerca de los secuestros, torturas y desapariciones durante la dictadura cívico-militar), relaciona lo ocurrido con otros hechos como “las pintadas antisemitas registradas días atrás” o la distribución de los folletos llamando a “la purga”. “Nadie puede permanecer indiferente ante la utilización de la violencia y el terror como herramienta política”, afirma el comunicado, y agrega que el atentado contra el local de La Cámpora “es la consecuencia de una escalada de agresión y un clima de intolerancia promovido desde ámbitos marginales con el objeto de poner en cuestión el sistema democrático”.

Noticias Relacionadas