Cruzando el charco: cumbre entre Alberto Fernández y Lacalle Pou

El Presidente se dirigió sin aviso previo a Colonia para encontrarse con su par uruguayo, con el objetivo de compartir un asado y dialogar sobre la relación bilateral.

El Presidente Alberto Fernández compartió ayer un al­muerzo con su par uruguayo, Luis Lacalle Pou, en la residencia de Parque Anchorena, en Colonia, en el marco de una breve visita del jefe del Estado argentino al vecino país.

“Fue una muy buena reunión. Pudimos hablar distendidos sobre los problemas de la región en general, y de Argentina y Uruguay en particular”, expresó Fernández luego del encuentro con su par uruguayo.

En ese sentido, el mandatario ar­gentino aseguró que con el presidente Lacalle Pou comparten la convicción de que deben “hacer mucho más profundo el vínculo y la relación” entre sus pueblos.

“También creemos que hay que trabajar juntos para que la región vuelva a unirse, respetando la diversidad ideológica y haciéndonos fuertes en un mundo que se globaliza. Estamos convencidos de que juntos podemos aportar mucho a este objetivo”, concluyó Fernández, según se informó oficialmente.

Acompañaron al Presidente en su visita el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, el embajador ante esa nación, Alberto Iribarne, y por Uruguay, además del mandatario, estuvo el canciller ­Francisco Bustillo.

Desde el gobierno de Uruguay definieron el encuentro como “una instancia importante para definir los intereses en común”, y precisaron que, además de la agenda bilateral, se abordaron cuestiones vinculadas a los asuntos regionales y al Mercosur.
En declaraciones a la prensa, el canciller Bustillo destacó que el encuentro fue “una excelente oportunidad para el reencuentro de dos personas que se respetan muchísimo y que se aprecian para seguir profundizando esta linda amistad”.

Consideró que fue “realmente excelente desde todo punto de vista”, y precisó que “no quedó ningún tema sin compartir y conversar”, aunque sin profundizar especialmente en ninguno”.
“Nos habíamos acostumbrado a ciertos encuentros virtuales, pero nos faltaba esto, el poder estrecharse en un abrazo y poder conversar, cara a cara, y compartir inquietudes”, sostuvo el funcionario uruguayo, quien, además, en diálogo con la prensa local, reveló que ambos líderes compartieron sus experiencias frente al combate de la pandemia de coronavirus.
Siempre destacando que “no se trató de un encuentro de trabajo, sino de reencuentro”, informó que, entre otros temas, se abordaron cuestiones relacionadas con las hidrovías del río Paraná-Paraguay y del río Uruguay.

“Hubo una muy buena respuesta de parte de Fernández en cuanto a las inquietudes que planteó Lacalle, y viceversa. Son muchos los temas que quedaron por desarrollar y avanzar, y las tareas que nos quedan por llevar adelante”, dijo.

Consultado por el Mercosur, el canciller reveló que conversaron sobre las “oportunidades” que se le presentan al bloque regional en relación a la Unión Europea, China y una “eventualidad” con Estados Unidos, además de coincidir en que hay que “reforzar la Celac”.

Seguir leyendo...

“Vamos a seguir trabajando con la embajada argentina, y lo propio va a hacer nuestra embajada allí. Muchas son las tareas que tenemos por delante. Lo más importante es el clima que vamos a tener, que es el mejor”, concluyó Bustillo.

Tras el encuentro, se difundió, además, un video de Lacalle Pou agasajando con carne a la parrilla a sus invitados argentinos en los jardines de la residencia presidencial.

Esta actividad fue el primer encuentro que ambos mandatarios mantienen personalmente desde que asumieron como jefes de Estado.

En diciembre, en carácter de ­presidente electo, Lacalle Pou acompañó al saliente mandatario Tabaré Vázquez en su viaje a Buenos Aires para asistir a la asunción de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, en el Congreso de la Nación.

Fernández se excusó de acompañar la asunción del dirigente del Partido Nacional porque ese mismo día, el 1° de marzo, debía dar su discurso de apertura del año legislativo. Unos días antes, se había comunicado con Lacalle Pou para disculparse por su ausencia y comenzar el diálogo formal sobre la relación bilateral y la agenda de integración regional.

En aquella conversación telefónica, el jefe de Estado argentino le reafirmó a su par uruguayo los “vínculos de afecto” que lo unen con ­Uruguay, y ambos recordaron la relación de amistad que el Presidente argentino mantuvo con su familia, en especial con el padre del mandatario electo, también ex jefe de Estado uruguayo, Luis Alberto Lacalle Herrera.

Esta fue además la primera actividad que Alberto Fernández mantuvo tras recibir en la mañana de ayer el alta del aislamiento sanitario que cumplió tras ser considerado contacto estrecho del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, quien dio positivo de coronavirus hace más de diez días.

Noticias Relacionadas