Los abuelos, contra las cuerdas: advierten por recortes en las prestaciones del PAMI

Especialistas indican que el organismo pretende reducir el gasto en el presupuesto para los medicamentos. La obra social garantiza que se “busca comprar al mejor precio” los remedios

El Programa de Atención Médica Integral (PAMI) enfrenta en marzo un nuevo vencimiento del convenio que tiene con la industria farmacéutica, y aunque no han comenzado las negociaciones pertinentes, algunos especialistas advierten que se podían generar recortes en los medicamentos. Además, la alarma se enciende al conocerse que la obra social estatal, encargada de dar prestación a jubilados y pensionados y excombatientes de Malvinas, estaría citando a los médicos de cabecera para limitar a 90 días las internaciones domiciliarias. 

El presupuesto del PAMI para este año es de $145.784.774.000 en un contexto en que los medicamentos de los jubilados aumentaron en promedio un 25% más que la inflación en los últimos dos años y, en algunos casos, como los remedios oncológicos o para combatir el reuma, los incrementos fueron de más del 100%. Asimismo, desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) advierten que los abuelos perdieron entre 2016 y 2017 un 6,8% de poder de compra respecto de 2015. 

El abogado previsional y director del Instituto de Derecho de Personas Mayores y Políticas Gerontológicas del Colegio de Abogados de Morón, Christian Hernán González D’Alessandro, advierte que “PAMI aspira a la disminución del gasto del presupuesto de los medicamentos de dos maneras: una de ellas es reduciendo un 25% los remedios oncológicos”. Según el especialista, el organismo negociará con las pocas industrias farmacéuticas que venden estos medicamentos, pero el problema reside en que de no aceptar la reducción se genere un conflicto que deje sin remedios a los abuelos. 

Otra de las modalidades que pretendería implementar la obra social es fijar el precio de referencia de los remedios. Por ejemplo, si una aspirina tiene un valor mínimo de $10 y uno máximo de $50, PAMI va a establecer un precio de referencia de $20. Si el jubilado quiere una aspirina de $50 va a tener que poner los $30 de diferencia. “El precio de referencia es una forma elegante de que el jubilado pague sin que se haga tanto alarde”, expresó el letrado. 

“Esto va en consecuencia con la tercera poda que se hizo desde este Gobierno en los últimos dos años: bajaron la cantidad de medicamentos de 10 a 5 y luego a 4, luego restringieron la cobertura de medicamentos por ingreso, y ahora la restricción por precio de referencia”, explicó D’Alessandro, quien aseguró que “la intención de este gobierno es desguazar el PAMI”.

Seguir leyendo...

Respecto de las internaciones domiciliarias, las mismas se dan por un plazo de 90 días. Es decir, el médico de cabecera tiene que poner “vale por 90 días” y pedir una extensión que está sujeta a decisión del PAMI darla o no. A partir del día 91 en adelante, el organismo se encarga de que el afiliado que no tiene familia, o la tiene pero no se puede hacer cargo de él, vaya a un geriátrico o centro de día. El problema está en que la cantidad de prestadores que atienden geriátricos o centros de día no alcanza para la cantidad de afiliados que tienen una internación.

Para Eugenio Semino, defensor de la tercera edad, “la situación en el PAMI está muy complicada, y parece no haber variado mucho con lo que viene pasando ya desde los años 90”. El especialista explicó que las complicaciones no se dan solo en términos de falta de provisión de insumos, porque los remedios no se entregan, también hay graves atrasos en lo que tiene que ver con camas ortopédicas, donde hay esperas de meses para conseguir una, lo mismo que pasa con las sillas de ruedas, con las ayudas externas para la atención de pacientes y otra serie de servicios.

Versión oficial

Al ser consultados por este medio, fuentes de PAMI señalaron que “respecto a la renovación” del convenio con las farmacéuticas, “todos los años suena la misma alarma”, y garantizaron que el organismo “busca comprar al mejor precio posible los medicamentos para sus afiliados, sin afectar en nada la prestación que se les brinda”. 

Asimismo, desde la obra social desmienten que haya un límite de 90 días para la internación domiciliaria. “A los 90 días se renueva si el paciente lo necesita. Además, esto permite ver bien cuál es la situación del paciente, si necesita un módulo determinado u otro que se amolde a sus necesidades”, argumentaron.

Los números detrás de la realidad que viven los jubilados

$145.784.774.000  es el presupuesto total de la obra social para este año

90 días, el plazo que da el Pami para las internaciones domiciliarias 

25% la reducción por parte del PAMI en la prestación de remedios oncológicos

5.000.000 de afiliados tiene el PAMI a nivel nacional

44% de la canasta básica jubilado se puede cubrir con el haber mínimo

6,8% la pérdida de poder adquisitivo de los adultos mayores en los últimos dos años

17% el déficit operativo que se prevé en el organismo para 2018

25%más que la inflación aumentaron los precios de los medicamentos para jubilados

“Todavía no cobramos el mes de octubre”

María Isabel Reinoso, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, expresó a diario Hoy que “todavía no se han llevado adelante las discusiones de fondo, pero nosotros entendemos que se deben conservar cuestiones básicas. Una es que la atención del jubilado se siga dando en todas las farmacias del país”. 

Asimismo, contó que en las reuniones con PAMI intentarán que “después de tantos años en que la farmacia viene sosteniendo el sistema con una bonificación”, desde el año 2002, “vamos a pedir que se reduzca, el aporte es altísimo y tenemos una situación muy compleja porque en muchísimos puntos del país le han aplicado ingresos brutos a los medicamentos”.

“Además, esperamos que se establezca un plazo de pago acorde a los compromisos que tienen las farmacias con las droguerías, porque eso hace que el convenio pueda ser sustentable, porque de lo contrario después tenemos problemas para dar la prestación y el primer perjudicado es el jubilado”, destacó. 

Reinoso aseguró que actualmente persisten los atrasos en los pagos. “Nosotros todavía no cobramos el mes de octubre, es decir que es muy difícil para una farmacia pequeña y mediana sostener tanto tiempo porque lo que compra hoy lo tiene que pagar en 15 días. Esperamos que para el futuro convenio se tengan en cuenta estas cuestiones”, advirtió.  

Noticias Relacionadas