la plata

Ladrones a las patadas contra una casa del casco urbano: miedo entre los vecinos

Cuatro delincuentes se ensañaron con una vivienda de 61 y 23. No muy lejos de allí, asaltaron a un ciclista y a una médica. “No se puede seguir viviendo así”, dijeron los residentes .

Vecinos que residen en las inmediaciones de la plaza Juan Domingo Perón, en pleno casco urbano platense, no la están pasando para nada bien debido a una serie de recurrentes ilícitos en la zona. La Policía hasta el momento y pese a las denuncias radicas no logra frenar. En las últimas horas se produjeron al menos tres graves incidentes y por ninguna de ellos hay personas detenidas, ni tampoco identificadas.

Una mujer que reside en una finca de 61 entre 23 y 24 se comunicó con diario Hoy para contar la pesadilla por la que debió atravesar, cuando cuatro delincuentes se acercaron hasta su vivienda y pretendieron ingresar, estando ella adentro. El suceso delictivo, uno más en las calles de nuestra ciudad, cada vez más peligrosa e insegura, tuvo lugar a la 1 de la mañana.

En boca de la propia víctima, quien prefirió resguardar su identidad por temor, los ladrones “eran cuatro, tres haciendo de campana”. Aseveró: “Pretendieron entrar a casa mediante patadas. Uno de ellos golpeó y golpeó la puerta del frente”, pero no pudieron acceder porque la damnificada llamó al 911.
Se hicieron presentes entonces agentes de la comisaría Quinta, y los malhechores se fueron. No lograron dar con ellos, por lo que se mantienen prófugos.

Claro que el episodio fue más grave aún porque “al día siguiente (los hampones) volvieron, ahora en horas de la mañana. Es evidente que se esconden en alguna vivienda cercana. Agradecería mucho que publiquen la nota porque nada los detiene, si siquiera las alarmas vecinales que hay ni las cámaras”.
En ese sentido, contó que el accionar de los cacos quedó registrado en una filmación, pero eso no fue suficiente para que las autoridades pertinentes puedan identificarlos.

A plena luz del día

No muy lejos de allí, en 22 entre 68 y 69, una médica fue abordada a las 14.30 por dos motochorros. El que iba como acompañante se le abalanzó, la empujó y la tiró al piso. La mujer terminó con heridas en el rostro que por suerte no pusieron en riesgo su salud y los delincuentes con sus pertenencias: una bolsa con productos recién comprados, un celular, una computadora y una agenda.

Consumado el atraco, sus protagonistas escaparon a toda velocidad y se perdieron de vista. Hasta el cierre de esta edición, nada se sabía de ellos y los agentes policiales intentaban conseguir testigos y registros de cámaras de seguridad.

Seguir leyendo...

Pistola al pecho

Por último, un ciclista fue atacado por otros dos hombres a bordo de un ciclomotor en 67 entre 19 y 20, a las 20 del pasado miércoles. Lo encañonaron con una pistola, lo apuntaron en todo momento al pecho y lo obligaron a entregar no solo la bici en la que iba sino también una mochila que llevaba consigo, en donde guardaba apuntes de la facultad, unos auriculares y una campera, además del celular y el poco dinero que poseía.

“La zona está imposible, realmente no se puede seguir viviendo así pero ya no sabemos qué hacer. Hay cámaras y alarmas vecinales, pero nada sirve para parar la delincuencia”, admitió un lugareño.

Noticias Relacionadas