Robo millonario al empresario de Romero: dieron con un sospechoso pero no con el botín

El hombre intentó escapar al ser descubierto. Estaba en una casa de Ingeniero Allan, hasta donde se llegó por el geolocalizador de uno de los celulares sustraídos.

El pasado martes, alrededor de las 19 horas , un empresario de 50 años fue atacado junto a su familia en su casa de Melchor Romero por un grupo de delincuentes que los maniataron, encerraron, golpearon y les robaron más de $1.500.000, entre dólares, euros y moneda nacional. También se llevaron celulares y, gracias al localizador de uno de ellos, se logró dar con los domicilios de la banda. De esta manera, tras una serie de allanamientos, se capturó a uno de los sospechosos, de 40 años, aunque el botín y el resto de los implicados continúan sin aparecer.

Tal como Trama Urbana informó en su edición del miércoles, los hampones circulaban a bordo de una camioneta Volkswagen Amarok de color negra. Pasaron por la propiedad de la víctima de 158 y 476, este los vio mientras estaba en la pileta junto a su familia. Minutos después, los tenía adentro de su casa.

Voceros oficiales indicaron que ganaron el interior saltando un paredón y de inmediato apuntaron con armas largas y cortas a todos los presentes. Al empresario le dieron un culatazo en la cabeza, lo precintaron junto al resto de los damnificados; y los encerraron a todos en el baño. Con la situación dominada, los cacos, que llevaban insignias de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, recorrieron las instalaciones y se apoderaron de 10.000 dólares, 5.000 pesos, 500 euros, tres notebooks, seis celulares, dos Iphone y un revólver .38, entre otros elementos de valor. Con todo eso asegurado, se dieron a la fuga. Poco después, se acercaron al lugar agentes de la fuerza que tomaron la denuncia, mientras que el empresario fue trasladado a un hospital para curarse las heridas.

Seguir leyendo...

Persecución

Debido a la complejidad del caso, intervino la DDI y sus detectives comenzaron a investigar.

Así, “tras la inteligencia criminal desarrollada, los testimonios obtenidos y el seguimiento de la geolocalización de uno de los teléfonos sustraídos, se determinó la ubicación de un domicilio”, relató un pesquisa. Y agregó que cerca de esa finca se estableció que también estaba la Amarok, todo dentro de la localidad de Ingeniero Allan, partido de Florencio Varela.

Con las evidencias obtenidas, se solicitaron dos órdenes de registro, que fueron avaladas. Numerarios de la fuerza se dirigieron a los sitios a allanar y, cuando estaban llegando a uno, vieron que los moradores subieron rápidamente a un Peugeot 208 y escaparon.

Se implementó un operativo cerrojo que los malhechores quisieron sortear agarrando por los caminos Centenario y Belgrano, a la altura de Berazategui. Pero terminaron siendo alcanzados. Sin embargo, de los tripulantes del auto solo se detuvo a un hombre, a quien investigan por el robo, ya que el resto de los presentes nada tenía que ver con el mismo. En las próximas horas será indagado por los delitos de “robo doblemente calificado por ser cometido en poblado y en banda y por el empleo de arma de fuego” y por “tenencia ilegal de arma de fuego”.

En tanto, en las casas allanadas se incautaron dos escopetas calibre 16, dos revólver calibre 22, una pistola Bersa 9 milímetros, una notebook, una cortadora de pelo, nueve celulares, 150 cartuchos de distintos calibres, la Amarok y $400.500. De los dólares, los euros y el resto de los implicados nada se sabe.

Noticias Relacionadas