La Plata
Sábado 25 de marzo de 2017
Facebook Twitter WhatsApp
T 25°H 83%

Grondona, de la dictadura al kirchnerismo

DOn JUlio el mafia grondona

Complicidad, negociados y relaciones oscuras con distintos gobiernos en más de 34 años en la AFA 

Julio Humberto Grondona no fue solo un dirigente de fútbol. El presidente de la AFA fallecido ayer a los 82 años tuvo estrecha relación con el poder político. Participó de los procesos más nefastos de la historia argentina reciente, durante los poco más de 34 años que duró su mandato al frente de la Asociación del Fútbol Argentino. Grondona fue siempre un protagonista indeseado desde que asumió en 1979, en medio de la dictadura militar más sangrienta, pasando por la entrega del país durante el menemismo en los 90, hasta llegar al nefasto negociado de Fútbol para Todos con el kirchnerismo, del que se cumplirán cinco años el mes próximo.

“Don Julio” llegó a la AFA el 6 de abril de 1979 de la mano del vicealmirante Carlos Alberto Lacoste, que era quien tomaba las decisiones del fútbol en esos años de plomo y el encargado de organizar el mundial 78. Así, Grondona le ganó la pulseada al entonces presidente de Estudiantes Ignacio Ercoli, que era el elegido de los clubes. 

A pesar de haber ocupado el cargo más alto del fútbol durante la dictadura militar más cruenta de la Argentina, Grondona no solo continuó en sus funciones sino que vio pasar a nueve presidentes democráticos. Con el gobierno de Carlos Menem aumentó sus negocios oscuros con el fútbol y creció su fortuna personal. Ese enriquecimiento motivó una denuncia penal del entonces diputado Mario Das Neves en la que adjuntó pruebas de la participación de Grondona, entre otras personas, en negocios inmobiliarios junto con allegados menemistas.  

En esos años, gracias a los millonarios contratos con la firma Torneos y Competencias, el mandamás de la AFA acentuó la ecuación: clubes pobres, AFA rica. Sus negocios con la venta de derechos de televisación de los partidos a costa de los clubes se extendieron por más de una década, hasta que en 2009 cambió de socio y la televisación pasó del Grupo Clarín al gobierno kirchnerista. Fue cuando nació el fraude al Estado llamado Fútbol para Todos. 

Fútbol para el gobierno

El negocio fue redondo porque la AFA pasó de obtener $ 268 millones por el contrato que tenía con Clarín a $ 600 millones, para llegar en 2014 a rozar los $ 1.500 millones anuales. La sociedad de Grondona con los K tuvo su acostumbrado lanzamiento épico con en el que kirchnerismo suele disfrazar sus peores medidas. En esa oportunidad Cristina Kirchner hizo una desafortunada comparación con la dictadura al decir que “tenían los goles secuestrados, los liberamos”. A su derecha asintió Grondona, que supo ser un funcionario consecuente con la dictadura.

Gracias a Grondona, el 21 de agosto próximo el Fútbol para Todos cumplirá cinco años de existencia en los que ya lleva gastados más de cinco mil millones de pesos de todos los argentinos, que sirvieron para que el kirchnerismo sostenga durante todos esos años el más burdo aparato de propaganda política al mejor estilo del ministro nazi Joseph Goebbels, con el que machaca durante cada televisación de los partidos del fútbol argentino y hasta se sufrió en el último mundial de Brasil. 

Pero los negocios de Grondona no terminaron en la televisación, además de la connivencia con los barrabravas, que fue una constante de su gestión (ver aparte), en el mundial  también quedo involucrado en un escándalo internacional por el negocio ilegal de la reventa de entradas, entre las que algunas estaban a nombre de Julio Humberto Grondona y de su hijo y también dirigente de AFA, Humberto Grondona. Además, Grondona padre fue acusado por diario estadounidense “Wall Street Journal” de haber sido sobornado para votar por Qatar como país organizador del Mundial 2022, entre muchos otros negociados.  

Sumó 182 muertos en su gestión por la violencia 

La relación de Julio Grondona con los barrabravas y la violencia en el fútbol argentino fue una constante de su gestión al frente de la AFA. Durante sus casi 35 años de mandato hubo que lamentar 182 muertos, según calcula la ONG Salvemos al Fútbol.

Grondona fue denunciado en varias ocasiones por violación a la ley de violencia en el deporte. La más reciente la hizo la ONG “Fútbol en paz en la Argentina” por entregarle 900 entradas a barrabravas durante el último Mundial. 

Pero la relación de Grondona con los barrabravas no es nueva. Él mismo reconoció años atrás ante la Comisión de Deportes de la Cámara baja, que “barras bravas hay en todas partes, inclusive en esta casa”, en referencia a la AFA. 

Mariotto: “Don Julio nos ayudó mucho con Fútbol para Todos”

El vicegobernador Gabriel Mariotto fue uno de los dirigentes kirchneristas que lamentó la muerte de Julio Grondona. "Don Julio nos ayudó mucho con Fútbol para Todos", dijo.

El vicegobernador fue uno de los impulsores del proyecto del FPT, el polémico programa del Gobierno que puso los derechos de transmisión de los partidos de fútbol bajo la órbita del Estado, a través de la jefatura de Gabinete y que en 2009 pasó a ser dirigido por el propio Mariotto.

"Lo quería mucho a Don Julio, hablé mucho con él, trabajamos codo a codo y me da mucho dolor realmente su pérdida", afirmó visiblemente conmocionado por la noticia. Y agregó: "Es una pérdida que a mí me llena de dolor, fue un hombre que se animó a romper con un monopolio que condicionaba la televisación del fútbol por televisión abierta".