El artículo 67 del estatuto limita el futuro de Pellegrino en Gimnasia

Necesita la mitad más uno para sesionar en Comisión Directiva y la ola masiva de renuncias amenaza el futuro del presidente al frente del club.

Cada renuncia de un dirigente es un voto en contra y un dolor de cabeza para el presidente de Gimnasia Gabriel Pellegrino, quien quedó muy debilitado tras la salida de Gerardo Marzola, responsable de las finanzas en el Lobo, con poder de firma para avalar todas las decisiones que se venían tomando en el club.

Si bien todavía el club está lejos de decretar la acefalía de autoridades, este escenario solo se podría dar en el caso de que el propio Pellegrino presentara otra vez la renuncia como amagó el año pasado, y Raúl Tassi, el único vicepresidente que le quedó al Lobo, siguiera sus pasos.

En ese caso, el artículo 70 del estatuto social de Gimnasia establece que “ante la renuncia del presidente y todos sus vices, el vocal titular con mayor antigüedad deberá asumir transitoriamente la presidencia”. En el mismo artículo 70 de la carta magna del club se deja bien claro que en el lapso de 30 días de haber asumido el vocal titular ante el hipotético escenario de renuncia del presidente y los vices, se deberá llamará a elecciones de manera anticipada.

Con la salida de Reina y el fallecimiento el año pasado de Antonio Gargiulo, solamente podría darse este escenario si a Pellegrino se le ocurre pegar otra vez el portazo y el médico dueño del Instituto Médico Platense, Raúl Tassi, sigue sus pasos aduciendo problemas de salud, luego de lo que fue una severa intervención quirúrgica a corazón abierto a comienzos del año pasado.

Sin embargo, hay otro artículo dentro del estatuto del Lobo que limita la gobernabilidad de Pellegrino en el futuro.

En el 67 del estatuto social se menciona claramente la necesidad de contar con la mitad más uno de los miembros de Comisión Directiva para poder sesionar en las reuniones ordinarias que el gobierno está obligado a realizar. Son las tradicionales reuniones de Comisión Directiva en donde se tratan los temas mensuales, se presentan los balances de las áreas y se toman decisiones.

Además, se informa a otros miembros de la misma Comisión Directiva sobre los pasos que se están dando en distintas áreas como el fútbol profesional, los deportes amateurs o la oficina de socios, solo por citar algunos ejemplos.

Para ello, la CD debe tener siempre presentes a por lo menos la mitad más uno de los dirigentes que fueron proclamados y anunciados luego del último acto eleccionario por el presidente y los vices.

A este ritmo, y según los trascendidos en calle 4, hay más directivos que están dispuestos a alejarse, ya que no toleran el mal humor, la forma de manejarse y el “autoritarismo” del presidente de la institución Mens Sana.

Seguir leyendo...

Aún consciente de que este escenario puede darse, Gabriel Pellegrino cerró filas en las últimas horas con Mauro Coronatto y Daniel Giraud, mientras que se espera la decisión de Raúl Tassi y otros dirigentes de segunda línea que están evaluando seriamente la posibilidad de alejarse del club aludiendo también problemas personales o de salud como esgrimió Marzola, para esconder las diferencias insalvables con el presidente Tripero.

Noticias Relacionadas