La vuelta al fútbol, para los que juegan Copa

Luego del anuncio de la Conmebol, desde el Gobierno nacional no descartan liberar a algunos clubes para que puedan comenzar a entrenarse, con los correspondientes protocolos sanitarios, después de la cuarentena estricta.

El Gobierno nacional, encabezado por Alberto Fernández, tiene previsto ponerle fin a la cuarentena estricta el próximo 17 de julio y pasar a fase 3. A partir de ese día, el Área Metropolitana de Buenos Aires, integrada por la Provincia y la Capital Federal, saldrá en etapas, y tanto Boca, como River, Racing, Defensa y Tigre esperan que, con relación al deporte, se les permita a modo de excepción ser los primeros clubes en empezar a entrenar.

Por eso, tras la confirmación de Conmebol, que indicó que el 15 de septiembre se retomará la Copa Libertadores, los equipos argentinos elevaron un pedido a la Asociación del Fútbol Argentino para que puedan regresar a las prácticas, y desde el Gobierno no descartan que, después de la cuarentena estricta que rige hasta el 17 de julio, algunos clubes puedan comenzar a entrenarse. La semana que viene algunos equipos podrían empezar a practicar con los protocolos sanitarios aprobados por la AFA y el Ministerio de Salud para evitar la propagación de contagios de coronavirus.

Respecto a esta posibilidad, Diego Santilli, vicejefe de la Ciudad de Buenos Aires, indicó en una entrevista con Arriba Argentinos que Boca y River podrían volver a los entrenamientos los primeros días de agosto, siempre respetando todos los protocolos.

“Va a depender mucho de la AFA y de lo que pase sanitariamente. Yo siento que en el transcurrir de agosto podría empezar a funcionar el protocolo de la Asociación del Fútbol Argentino, siempre y cuando los números de contagios se estabilicen. Más en agosto que el 17 o 20 de julio. Es probable que entrando en agosto uno pueda pensar en esto, si los números sanitarios continúan de esta manera, en términos de la Ciudad, que están estabilizados entre 900 y 1.000 casos diarios”, indicó el funcionario.

La idea es hacer una excepción especial con el fútbol como ya sucedió con las actividades deportivas de los atletas argentinos clasificados para los Juegos Olímpicos de Tokio (se desa­rrollarán entre julio y agosto de 2021), respetando los protocolos de sanidad que la AFA enviará este martes al Ministerio de Salud. Además, hay una reunión pautada entre Ginés y las autoridades del fútbol argentino para después del 17 de julio.

En este pedido, los equipos argentinos se apoyan en que la Libertadores retomará la acción y muchos de sus rivales ya volvieron a los trabajos, por lo que acusan una desventaja.

Es por ello que podrían unirse y solicitar tanto a la AFA como al Gobierno la consideración. No obstante, si bien existe la posibilidad de que se concrete este pedido, y por más justificada que esté la solicitud, Tapia se mantiene firme en la postura de que vuelven todos juntos, o ninguno. Es decir, darle el privilegio a los equipos argentinos que juegan la Copa haría que tomen ventaja respecto del resto de los equipos a enfrentar en el torneo local.

Seguir leyendo...

En este escenario, los cinco clubes quedan en el centro de una escena en la cual es lógico el pedido, pero va en contra de la postura de AFA. River ya manifestó tiempo atrás, por medio de su entrenador Marcelo Gallardo, que si hubiera clubes que pudieran entrenar porque la situación de la pandemia fue controlada, se les debería dejar.

Noticias Relacionadas