El adiós a Mauro Viale, un revolucionario de los medios

El periodista, que había sido diagnosticado con Covid-19, falleció sorpresivamente en la jornada de ayer, tras permanecer internado con altibajos. La comunidad periodística permanece en estado de shock.

Seguir leyendo...

Mauricio Goldfarb, conocido popularmente por su seudónimo artístico, Mauro Viale, falleció anoche sorpresivamente a los 73 años, por complicaciones derivadas del coronavirus.

El periodista se había vacunado hacía días, aunque seguramente el contagio fue anterior a esto. Era un cultor de la vida sana, comía de manera natural, era extremadamente cuidadoso con los protocolos y la utilización de barbijo en el estudio. Tras ser internado en la Clínica de los Arcos el día viernes, ingresó en terapia intensiva por una fuerte neumonía bilateral. Luego de que presentara una mejoría, lo derivaron a una sala de terapia intermedia, pero finalmente un infarto relacionado a una trombosis por la enfermedad terminó con su vida.

Viale comenzó en el periodismo en el mundo del deporte en la década del 70, comentando partidos de Primera División para el viejo ATC, hoy TV Pública, y fue uno de los grandes relatores del Mundial de Futbol de 1978. En el mismo canal fue conductor de Fútbol de Primera por casi una década, hasta que el programa fue llevado a la pantalla de Canal 9. Luego volvería a ATC para conducir emisiones de informativos. En los años 90 alcanzaría números de rating increíbles para la señal con el ciclo Mediodía con Mauro y La tarde con Mauro. Exploró el periodismo sensacionalista con los protagonistas del caso Coppola, convirtiéndose él también en una gran figura mediática. Por esa época se lo criticaba y se decía que había inventado la “telebasura”, un género que funcionaba en otras latitudes, pero que hasta esa época no se había pensado aquí.

Luego ingresó a América, donde reemplazó a Lucho Avilés en Indomables, ciclo que comenzó como un informativo de espectáculos y luego amplió su registro, con Impacto a las 7 y Fenómeno Real. Llevó su rúbrica a los espectadores, con una marca a fuego que también fue sinónimo de rating.

Fiel a sus convicciones, y con un profundo amor por el periodismo, continuó hasta la actualidad en una infinidad de programas, en los que lograba climas únicos con los entrevistados.

Mariano Yezze es el periodista de A24 que lo reemplazó en los últimos días en la conducción de Mauro, la pura verdad, su último ciclo. Rolando Graña, uno de los primeros en dar a conocer la triste noticia, consternado, recordó el valor de Viale: “Era un periodista de raza, de los de la primera hora, valoraba el dato y la información, era un hombre con un dominio de la cámara y del relato únicos. Cuando nadie hablaba de la pandemia, él fue uno de los primeros que lo llevó a la televisión. Se fue un grande de la televisión, lo podías discutir, pero todos lo imitaron, todos los programas de hoy de la televisión tienen algo de él”.

Marcelo Tinelli también lo despidió, emocionado, en las redes: “Desde el ¿Quién mueve, Mauro? hasta verlo últimamente al aire en América, pasando por ser vecino en mi edificio. Una vida cerca de Mauro Viale. Un gran tipo. Muy triste por esta ida. Todo mi cariño a su mujer y a mi querido Jonatan Viale”. Justamente Jonatan, su hijo, horas antes del deceso había posteado en Instagram una imagen junto a su hijo y su padre, donde decía: “Te vas a poner bien porque sos un toro. Gracias por los mensajes de amor y fuerza. Los necesitamos mucho”.

Su compañera de programa Liliana Caruso, recordó el último día de Viale en el estudio: “Él no estaba bien, el viernes hizo todo el esfuerzo para estar en el programa, al terminar hablaba con su productora por temas del domingo”, demostrando también su profundo compromiso con la tarea periodística.

Noticias Relacionadas