LA RECETA DE HOY

“Comer con los ojos, cocinar con el corazón”

Nuevo espacio de cocina en diario Hoy de la mano de Ale Casale, elaboración artesanal y sin aditivos. Hoy: Torta Rogel.

Hola! Soy Ale Casale. Hace muchos años me aboqué a la gastronomía de elaboración artesanal, sin aditivos ni conservantes. Actualmente me dedico a formar nuevos emprendedores en mi propia escuela y, gracias al diario Hoy, puedo llegar a vos y transmitirte en esta página un poco de mis conocimientos.

Toda mi carrera invité a las personas a pensar que nutrirnos mejor está en nuestras manos. Y esto es aún más importante en esta época de cambios, hay que repensar qué clase de combustible queremos darle a nuestro cuerpo y leer detenidamente las etiquetas de los alimentos. La alimentación no es una moda, es un cambio de paradigma. Pero para poder elegir, primero hay que informarse.

Este va a ser nuestro espacio de cocina, donde te voy a enseñar recetas heredadas, sin aditivos, fáciles y sobre todo sanas para que puedas disfrutar en familia;o si tenes un emprendimiento, podés agregar un nuevo producto.
Y ahora que nos estamos conociendo, te quiero compartir mi lema: ¡Si te cuesta más de medio minuto leer la etiqueta de un producto, mejor no lo compres!

Pensalo así, ¿cómo vivían nuestros abuelos sin tanta comida procesada?

Menos supermercados, más compras en barrios, a pequeños productores, ferias gastronómicas, emprendedores panaderos, pasteleros y cuántos más que trabajan creando alimentos que no están llenos de aditivos.

Es fácil: te reservás unas horitas de la semana para preparar tus alimentos. Vas a estar invirtiendo tiempo y energía en tu salud y la de tu familia. ¡Con un poco de organización, comer sano no resulta tan difícil! Y el resultado va a ser enorme, ya que te vas a conectar con el disfrute de elaborar comida verdadera.

Torta Rogel


Para la masa:
7 yemas
120 cc de leche
1 cucharada de aceite
1 pizca de sal
1 cta de azúcar
400 a 500 g de harina 0000
1 kg de dulce de leche

Para la cubierta:

Vas a colocar las 7 claras que reservamos en un vaso, para que no te falle. Con ese mismo vaso vas a medir dos veces azúcar (vamos a usar el doble de su peso en azúcar).

Preparación:

Colocamos en un bowl las yemas, la leche, una buena cucharada bien panzona de
aceite, sal y azúcar.

Mezclamos bien e incorporamos la harina. Ahora comenzamos a amasar hasta que quede un bollo que no se pegue en las manos. Dejamos descansar mínimo una hora, (acordate que mientras más descanse más fácil para estirar).

Encender el horno a temperatura moderada, 180°.
Le damos forma de cilindro a la masa y cortamos de 8 a 10 bollitos, la idea es que sean iguales pero con que se parezcan estamos bien.

Dejamos los bollitos tapados en la mesada para que no se sequen.

Ahora, a preparar 2 o 3 bases de moldes: placas, pizzeras, lo que tengas. Acá vamos a estirar los discos lo más fino que podamos. Después vamos a pincharlos bien y cocinar hasta que estén dorados.

Seguir leyendo...

Para fijarte tenés que sacar el primero y después apilar todos los discos arriba hasta terminar de hornear.
Ahora elegimos una fuente, le colocamos una cucharada de dulce de leche en el centro y colocamos la primera capa. Untamos con dulce de leche bien hasta los bordes, (el dulce tiene que quedar como una lámina fina como si fuera una galletita).

Repetir el procedimiento con el resto de los discos.

Vamos a poner en un recipiente las claras con el azúcar, y a llevar a baño María hasta que se disuelvan los cristales del azúcar.

Ojo, no puede entrar humedad así que lo tenés que cuidar mucho.

Cuando esté bien líquido y sin un granito de azúcar, lo llevamos a batidora hasta que se enfríe.

Con una espátula o cuchara de madera ponemos el merengue arriba del Rogel y le hacemos unos dibujos con la misma cuchara. Si te animás y tenés una manga con boquilla, también queda buenísimo.

No hace falta heladera para esta torta, es rica a temperatura ambiente ¡Y ya está! Ahora a disfrutar una torta fácil, económica, rendidora y lo más importante (no te olvides): ¡¡sin aditivos!!

Noticias Relacionadas