Funcionarios de Paraguay involucrados en escándalo de vacunación VIP

“Se va a actuar con una investigación, un sumario y se elevará el caso a Fiscalía para que determine si hay una causa penal”, aseguró el ministro de Salud, Julio Borba.

Las autoridades sanitarias de Paraguay enviarán a la Justicia información sobre irregularidades en el proceso de vacunación contra el coronavirus, que habrían beneficiado a decenas de dirigentes políticos, entre ellos una senadora nacional oficialista que hoy renunció a su banca ante los repudios que generó, y que dio paso a que fueran echados directores de hospitales y sumariados 15 funcionarios.

“Si hay algo malo, se va a actuar administrativamente con una investigación, un sumario y se elevará el caso a Fiscalía para que determine si hay una causa penal”, aseguró el ministro de Salud, Julio Borba.

El funcionario destacó que las denuncias sobre vacunaciones irregulares se dan justamente porque la cartera sanitaria “pone a disposición de la ciudadanía los datos de las personas vacunadas, siendo Paraguay el único que comparte esta información”.

"Hay unas 500 personas vacunadas en situación dudosa. He dado instrucciones a Asesoría Jurídica de que acorte todos los plazos; suele durar 60 días el sumario. Quiero dejar en claro que vamos a ser implacables", dijo el ministro.

Renuncia y sumarios

Fueron echados los titulares de los hospitales de Natalio, Ilsa Ramírez; de Presidente Franco, Luis Villalba; de Guarambaré, Sixto Cáceres; y de Caacupé, Lourdes González; y el director de la XVIII Región Sanitaria, Robert Núñez.

Entre los funcionarios a quienes se les abrió un sumario hay responsables de vacunatorios, pero también personal que integró las cuadrillas de vacunación domiciliaria.

La cuestión trascendió el viernes pasado, cuando se denunció que la senadora colorada Mirta Gusinky aparecía registrada como vacunada, pese a que no tenía la edad requerida.

Después aparecieron otros casos, entre ellos el del exgobernador de Guairá Rodolfo Friedmann Cresta, el exdiputado colorado por Caazapá Celso Troche Álvarez, y el exfiscal general de Estado Rubén Candia.

Candia -que fue ministro de Interior de Fernando Lugo- admitió la irregularidad y relato que simplemente llamó a un hospital para preguntar si podían inmunizarlo y le respondieron que sí. “Era un momento de mucha indefinición respeto de las edades”, explicó.

La senadora Gusinky, en tanto, negó el fin de semana haberse inmunizado, pero hoy cambió su postura y envió una nota al presidente del Senado, Óscar Salomón, en la que reconoció que recibió la vacuna contra la Covid-19.

“Acepté sin analizar las consecuencias de mi vacunación y recibí dicha dosis con esperanza; poniéndose en mi lugar, ustedes, ¿qué harían?”, pregunta la senadora en la carta.

En el escrito, la parlamentaria asume haber mentido, y relató que le comunicaron sobre un “sobrante de la dosis”, por lo que aceptó “sin imaginar el alcance”.

Seguir leyendo...

La senadora explicó que tiene problemas respiratorios graves, por lo que fue internada en reiteradas ocasiones y depende del suministro cotidiano de oxígeno. Agregó que su situación “no es fácil en este momento” porque vive sola, con un desgastado estado de salud y con su visa vencida.

Una reunión de jefes de bancada avanzó en la decisión de pedirle la renuncia para evitar iniciarle el procedimiento para que pierda la banca, y apenas horas después Gusinky presentó su dimisión.

A Paraguay llegaron hasta ahora pocas vacunas, la mayoría a través del mecanismo Covax, y justamente la demora en la compra por parte del Gobierno, junto a la falta de insumos y medicamentos, generó hace meses una ola de protestas callejeras.

Noticias Relacionadas