Investigación exclusiva parte 2

Caja negra municipal: detalles del millonario desvío de fondos de las cooperativas

Son más de 2.000 millones de pesos los que desaparecieron de las arcas públicas. Entre los implicados están Nelson Marino y personas de confianza del intendente.

Son más de 2.000 millones de pesos los que desaparecieron de las arcas públicas. Entre los implicados están Nelson Marino y personas de confianza del intendente.

La semana pasada, diario Hoy reveló de forma exclusiva cómo operaría de forma general el desvío de fondos por más de $2.000 millones por parte de funcionarios de la Municipalidad de La Plata, dinero que debería ser destinado al pago de sueldos de los trabajadores de cooperativas. Ahora, se conocieron detalles de la investigación que está en manos de la Justicia.

Cuando la exconcejal radical Florencia Rollié comenzó a leer los informes realizados por el propio Departamento Ejecutivo, notó rápidamente que las cuentas no cerraban.

En 2016 se destinaron a las cooperativas un total de 583.258.368 pesos, y la cantidad de personas inscriptas se mantuvo constante en poco más de 5.000, pero al finalizar el período los trabajadores formales eran apenas 991.

Cada empleado cobró solo $4.000 por mes, lo que da como resultado 20 millones de pesos mensuales en concepto de sueldos. No obstante, lo que declaró el municipio en su informe fue que lo destinado por mes a las cooperativas fueron 48,6 millones de pesos. Esto quiere decir que faltan 28,6 millones por mes –lo que representa 343,3 millones por año–, que deberían haber sido destinados al pago de sueldos, pero nadie sabe a ciencia cierta a dónde fueron a parar.

Por este motivo, la exconcejal presentó una denuncia penal para que se investigue el presunto delito de desvío de fondos públicos, que se manejan a través de entidades privadas –las coope­rativas–, y a los funcionarios implicados en la maniobra.

Entre los nombres aparecen funcionarios municipales que, además, son apoderados de las cooperativas. Es decir, resulta incompatible con la función pública que empleados municipales sean los mismos que están a cargo de una entidad privada y con relación directa con la comuna. Se trata de Mauro Nicolás Petrone, Nelson Marino, Liliana Lucha y Julieta Quinteros, entre otros.

Año tras año, se acentuaba la diferencia entre lo que recibían los trabajadores y lo que realmente destinaba el municipio a las cooperativas. En 2017, del informe del Ejecutivo surge que no se explica dónde fueron a parar “más de 70,8 millones de pesos mensuales que no tendrían como destino los bolsillos de los trabajadores”. Por su parte, respecto al balance de 2018, desde el municipio tampoco lograron explicar cuál fue el destino de 892 millones de pesos.

La suma es descomunal si se tiene en cuenta que –en solo tres años– “desa­parecieron” 2.085 millones de pesos de las arcas municipales sin ninguna explicación. Esa suma “fue abonada por el municipio, pero no llegó a ser percibida por los cooperativistas”, ­detalló la exconcejal del radicalismo en su denuncia, que recayó en la Fiscalía n° 6, a cargo de Marcelo Romero.

Pagos irregulares

Seguir leyendo...

Las disposiciones de Administración de los Recursos Financieros y Reales para los Municipios, en el marco del decreto n° 2.980/2000 y en la resolución del Ministerio de Gobierno n° 95/2016, establecen que la efectivización de los pagos se deberá realizar mediante entrega de cheques a la orden, en forma directa o a través de acreditación en cuentas bancarias cuando el monto supere los $32. Esto no se cumple respecto de los cooperativistas de la comuna local, muchos de los cuales reciben su sueldo en mano.

“Además, los pagos efectuados, que no configuran la totalidad de lo ­abonado por la Municipalidad de La Plata a las cooperativas en el Ejercicio 2017, confirman la existencia de una operatoria adicional con otras formas de pago, las que podrían perfectamente explicar que dicha diferencia tendría seguramente otro destino absolutamente distinto del pago a los cooperativistas”, destacó Rollié en base a un informe elaborado por el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires.

El ente provincial también explicó que “nueve cooperativas concentran el 93,9% de los más de 415 millones de pesos por pagos efectuados”. Y resulta llamativo que dos de ellas (Insucoop y El Futuro) concentren más del 25% de ese total y superen individualmente los 50 millones cada una. Llamativamente, el apoderado de Insucoop es Mauro Petrone, funcionario municipal y estrecho colaborador del intendente.

Seguir leyendo temas relacionados:

Dos personas del entorno del intendente son titulares de once cooperativas

Una concejal y el marido de otra edil del oficialismo figuran como apoderados de más de una decena de cooperativas que prestan servicios a la comuna.

Cómplices o ineficientes

Las cooperativas resultaron así no solo en una gran caja negra para la dirigencia platense, como ya lo indicamos en la nota del miércoles pasado, sino en una gran solución a la hora de negociar haberes, ya que sus integrantes no estaban respaldados por ningún sindicato.

Noticias Relacionadas