nota CENTRAL

Espionaje ilegal macrista: los tres mosqueteros del apriete

En el marco de la investigación por el espionaje ilegal del gobierno de Macri, podrían darse las detenciones de algunos periodistas que actuaron en ese armado. Las confesiones de los espías que trabajaban para la producción de Majul.

Causa de espionaje ilegal: la Justicia, tras los pasos de varios periodistas

Se cierne la investigación judicial sobre periodistas que actuaron en base a los aprietes y juegos de servicios de inteligencia y operaciones mediáticas.

En las últimas horas, el periodista Marcelo Longobardi dijo que manejaba la versión según la cual el juez federal Federico Villena podría detener “a dos periodistas” en base a la investigación por espionaje ilegal que lleva adelante. Uno de ellos podría ser el conductor de La cornisa, Luis Majul.

El senador Oscar Parrilli se refirió al tema y adelantó que hay “una lista de periodistas además de Majul”, entre los que mencionó también a Daniel Santoro y Nicolás Wiñazki, que estaban en “connivencia” con los agentes de inteligencia. Y aseguró que Luis Majul “no hacía periodismo, hacía tareas de inteligencia y eso está vedado por la ley”. Recordemos que Daniel Santoro es investigado por el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en el resonado caso “Dalessio” por espionaje y extorsión.

Por su parte, los detenidos por la investigación de espionaje ilegal continúan con las indagatorias en el marco de la causa que lleva adelante el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, entre los que se encuentra Susana Martinengo, una exfuncionaria cercana al expresidente Mauricio Macri, y varios exmiembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

La jornada arrancó con las declaraciones de la exespía Mercedes Funes Silva (que ya obtuvo el beneficio de la detención domiciliaria) y Martinengo, la excoordinadora de Documentación Presidencial de Macri, acusada de recibir los informes de los espías.

A su vez, en declaraciones televisivas a la cadena C5N, el abogado Diego Vera, defensor de Funes Silva, afirmó anoche que su defendida realizaba tareas “en dos casos puntuales sobre el seguimiento sobre Cristina Fernández, y en el otro caso vinculado a un legislador”.

“Voy a tratar de demostrar una actividad de cascada, de órdenes, usted ve que el director de Contrainteligencia, Alan Ruiz, le da una orden a Mercedes Fúnes Silva para que se fije concretamente una actividad puntual de un vehículo, después, a otro agente para que identifique a otro vehículo y para que ubique la patente”, sostuvo el letrado.

Vera fue contundente al afirmar que de la valoración de la prueba conjunta en el legajo se puede establecer que todas las tareas realizadas “eran para el programa de televisión del periodista Luis Majul”.

Para analizar todo y llegar a esa conclusión, el letrado aseguró: “Eso parte desde las autoridades de la AFI y los que cumplen la labor no tenían el discernimiento claro de las cadenas de mando que uno ve en el legajo de prueba completo, porque ahí uno observa la interacción entre los directores de inteligencia, y a su vez los chats entre ellos y quienes realizaban la inteligencia de campo”.

Seguir leyendo...

Luego, agregó: “Cuando usted tiene toda la cadena de mandos, se da cuenta que se estaba haciendo una cuestión absolutamente ilegal, pero eso era de los estamentos más altos, que impartían órdenes hacia los más bajos que no podían percibir esa orden individual, a usted lo mandan a ubicar un vehículo y lo ubica porque piensa que está bajo el reguardo y el amparo de un juez”.

También indicó quiénes eran las cabezas de todas estas operaciones dentro de la propia AFI: “Todas las órdenes las daba Alan Ruiz, pero mantenía un contacto directo con quienes ellos indicaban como la señora 8, Silvia Majdalani, la
subdirectora de la AFI”.

Y agregó: “En ese legajo de prueba son más de 40, queda establecido que estaban preparando algo para la producción de ese programa”. “Esta era la forma de proceder de un organismo del Estado, el que lo hacía no lo hacía como inorgánico, sino como parte de una comisión de una orden de sus autoridades. Es un hecho gravísimo”, remató el abogado.

Por su parte, y según pudo saber diario Hoy, el abogado Daniel Llermanos, representante de Hugo y Pablo Moyano, realizó anoche el pedido de indagatoria contra Luis Majul por “encubrimiento agravado”.

Noticias Relacionadas