La verdadera “lucha contra las mafias”

Mientras en Cambiemos se vanaglorian de pelear contra estas organizaciones criminales, en Brasil Interpol capturó a Rocco Morabito, capo de la mafia calabresa “Ndrangheta”, vinculada a la familia Macri.

Seguir leyendo...

El heredero de “Don ‘Ntoni Macri”, exlíder mafioso asesinado en 1975, fue capturado en João Pessoa, ciudad ubicada al nordeste de Brasil, luego de haberse fugado de una cárcel de Uruguay en 2019.

Rocco Morabito representa a una de las organizaciones criminales más peligrosas que también tendría sus vínculos con la familia de Mauricio Macri. A pesar de esto, el macrismo ha utilizado un discurso que ha despojado a la palabra “mafia” de su sentido o su significado originario y la ha banalizado, según afirma Rocco Carbone, investigador y especialista en el tema.

Con respecto a la captura, las autoridades contaron que “un equipo de policías italianos de la Oficina Central de la Interpol en Roma se trasladó a Brasil ante la perspectiva de que la detención fuese hecha”.

Por otro lado, la Policía Federal brasileña detalló que “hay registros de la actuación de Rocco Morabito en la organización del tráfico de drogas entre Brasil y Europa desde la década de los 90”.

Junto a Morabito se detuvo también a Vincenzo Pasquino, miembro de la mafia de Calabria. El arresto fue el resultado “de una investigación conjunta entre Brasil e Italia”, según informaron las autoridades.

De acuerdo a las investigaciones, el capo mafioso llevaba una vida normal, refugiado en un hotel de João Pessoa, junto a Pasquino y otro delincuente que logró escaparse al momento de la captura.

“Es un duro golpe para la Ndrangheta. La lucha contra las mafias y la ilegalidad es una prioridad”, declaró al respecto el ministro de Defensa italiano, Lorenzo Guerini.

Italia vs. la mafia calabresa

Por otro lado, en enero de este año se comenzó el megajuicio a la “Ndrangheta” que incluye a más de 300 acusados, 900 testigos y 400 abogados.

Se trata de la mayor instancia judicial contra una mafia desde el histórico proceso contra la “Cosa Nostra” siciliana en 1980.

La mayoría de los acusados fueron detenidos en diciembre de 2019 en Italia, Alemania, Suiza y Bulgaria. Entre los delitos que se les reprochan se cuentan asociación mafiosa, asesinato e intento de asesinato, tráfico de droga, usura, abuso de poder, recelo y lavado de dinero.

La decisión del gobierno italiano de exterminar estas organizaciones criminales es determinante. El presidente llamó a “mantener alta la guardia y vigilancia de las fuerzas del Estado en el enfrentamiento a la mafia”, mientras recordaba al magistrado Giovanni Falcone, quien además había viajado a la Argentina para investigar a la familia Macri.

Según los expertos, el clan está formado por 150 familias y cerca de 6.000 miembros y asociados en Calabria. Incluso cuentan con afiliados en el resto del mundo, concretamente en Sudamérica y Nueva York. Se calcula que el clan produce anualmente cerca de 50.000 millones de euros, de acuerdo a las cifras del fiscal de Catanzaro que lleva la investigación, Nicola Gratteri.

“Muchos colaboradores de la Justicia admiten que en muchas zonas de Calabria las mafias tienen el control total del Estado, pero por eso mismo es hora de hacer una revolución”, sentenció Gratteri.

¿Quién es Rocco Morabito?

El capo mafioso más buscado de Italia después del líder de “Cosa Nostra”, Matteo Messina Denaro, había llegado a Milán desde su pueblo natal de Africo, en Calabria. Fue condenado en ausencia a 28 años de cárcel por asociación ilícita y tráfico de drogas.

Luego de la condena, Morabito se dirigió a Uruguay, donde fue detenido en 2017. Sin embargo, logró fugarse en 2019 y desde en­tonces estuvo prófugo de la Justicia, utilizando diferentes identidades para evitar ser capturado.

El heredero de “Don ‘Ntoni Macri” fue quien manejó el tráfico de drogas desde América del Sur hasta Italia, por eso se lo conocía como el “rey de la cocaína de Milán”.

Noticias Relacionadas