Rechazaron una presentación de Darío Nieto

El fiscal Di Lello dictaminó que la denuncia hecha por el secretario de Mauricio Macri, Darío Nieto, sea investigada en Lomas de Zamora y no en Comodoro Py, como este personaje pretende.

Son malas épocas para todo un círculo que rodeó al expresidente Mauricio Macri. Durante cuatro años pretendieron destruir las bases de un sistema democrático, persiguiendo a propios y extraños. Dirigentes de la oposición, sindicales, sociales eran víctimas de un entramado ilegal de espionaje y armado de causas.

En las últimas horas, el fiscal federal Jorge Di Lello consideró que la denuncia por supuestas irregularidades vinculadas al secuestro, la custodia y los peritajes realizados sobre el teléfono celular de Darío Nieto, en el marco de la causa por espionaje ilegal, debe investigarse en los juzgados federales de Lomas de Zamora y no en Comodoro Py como él pretendía.

Nieto pretende ampararse en esta denuncia para intentar desviar la atención de la causa de fondo que a él lo involucra. Esta deja en claro sus contactos con personajes como Silvia Majdalani o Marcelo D'Alessio. Y qué mejor que si esta causa cae en un lugar como Comodoro Py, mucho más amigable que el “hostil” Lomas de Zamora.

De esta manera, el fiscal Di Lello elevó su dictamen al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, a quien le dijo: “Debería declararse incompetente y remitir las presentes actuaciones a la Justicia Federal con competencia en la localidad de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires”. En
esta jurisdicción tramita la investigación por supuestas maniobras ilícitas de inteligencia.

Como tabla de salvación, Darío Nieto había presentado una denuncia ante los tribunales de Comodoro Py el 31 de julio pasado, oportunidad en la que sostuvo: “Los estudios periciales realizados sobre la información obrante en su dispositivo habían sido objeto de distintas irregularidades”.

A través de sus abogados, Nieto cuestionó el “modo en que se llevaron a cabo dichos estudios sobre el aparato celular, la trazabilidad, la cadena de custodia de la evidencia allí recolectada y en consecuencia la alteración de dicha prueba”.

Sin embargo, Di Lello fue manifiesto al aclarar: “Más allá del lugar donde haya sido analizada, resguardada y/o filtrada la información, lo cierto es que de los sucesos narrados por el denunciante surge que las irregularidades se suscitaron en el marco de las diligencias que se llevaron a cabo en el expediente 14149/2020 del registro del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal nro. 2 de Lomas de Zamora”.

En su presentación, Nieto decía que si bien no conocía el resultado oficial del peritaje había tomado conocimiento, a través de distintos medios de comunicación, que sobre su teléfonos se habían hecho dos estudios periciales diferentes.
Estos habían arrojado resultados distintos por lo que quedaba en duda la “veracidad y transparencia de los procedimientos llevados a cabo”.

Seguir leyendo...

Parece que Nieto no tuvo suerte y esto se investigará en Lomas de Zamora, donde se averigua el fondo de la cuestión. Además, se busca saber cómo actuaron Nieto y su jefe, Mauricio Macri, para llevar a cabo este plan sistemático de persecuciones, aprietes y espionajes.

Noticias Relacionadas