Arde la zona Oeste: entraderas, abusos, animales muertos y robos millonarios

El fin de semana se registraron brutales asaltos en Romero y Olmos, que se suman a los hechos que ya habían tenido lugar semanas atrás. Si bien hubo algunas detenciones, en la mayoría de los casos siguen buscando a los implicados.

El fin de semana se vio convulsionado en la zona Oeste de la región, ya que dos robos en las localidades de Olmos y Romero volvieron a dejar en evidencia la inseguridad que sufren constantemente los vecinos de esa parte de la ciudad.

Cabe recordar que, tal como informó en su edición anterior diario Hoy, siete hombres fuertemente armados sometieron a dos nenes y tres adultos, tras ingresar a una vivienda en Ruta 36 y calle 521. Allí, los hampones les robaron pesos y dólares, y antes de irse los amenazaron diciéndoles: “Si llaman a los milicos, volvemos y los matamos a todos”.

Una vez en el interior de la propiedad, maniataron a las víctimas y a uno de ellos le “pegaron cuatro culatazos”. No conformes con esto, “rompieron y revolvieron todo, ropa, muebles, todo, buscando plata”, indicó una fuente. De esta forma, se alzaron con un importante botín compuesto por pesos y dólares y también con el celular de una quinta persona que estaba presente.

No muy lejos de allí, en 195 y avenida 44, otro hecho de inseguridad también sucedió este fin de semana. Allí, desconocidos se metieron en la casa de una mujer y le robaron 60.000 pesos y una computadora donde tenía las fotos de su hija fallecida. Según testigos, escaparon en una camioneta marca Ford EcoSport de color azul.

Los hechos de inseguridad están teniendo una escalada en la zona Oeste, ya que semanas atrás tuvo lugar un millonario robo a un empresario en la zona de 476 y 158. Allí, cuatro delincuentes a bordo de una camioneta Volkswagen Amarok le pegaron un culatazo en la cabeza al damnificado y lo maniataron, para luego hacerse con 10.000 dólares y 5.000 pesos, lo que equivale, aproximadamente, a un millón y medio de pesos.

Por su parte, en Olmos, el pasado 28 de enero una banda de también cuatro delincuentes cometió una triple entradera en 90 y 215. Hasta allí llegaron los hampones, amparados por la oscuridad, y se dirigieron hacia una finca, que se encuentra junto a otras dos dentro de un predio; alejadas todas en un radio de unos 100 metros.

Fueron en primer lugar a la última de las propiedades, que da al fondo, donde vive una familia. Todos fueron agredidos físicamente y atados y, en un momento dado, uno de los malvivientes se llevó a la hija de la pareja, una menor de 14, y abusó sexualmente de ella.

Cabe mencionar que durante varias jornadas un grupo de cuatro delincuentes que se desplazaban precisamente en una camioneta Amarok sembraron el pánico en Lisandro Olmos, ya que cometieron varios robos violentos en diferentes partes de dicha localidad y alrededores.

De igual forma, al momento todavía se investiga si se trata de los mismos individuos. Uno de los últimos episodios fue en Ruta 36 y 502, donde envenenaron al perro que vigilaba la casa, pero huyeron al ser puestos en fuga por un vecino, que los vio a través de las cámaras de seguridad.

Seguir leyendo...

Por último, en Abasto, hubo otro brutal hecho delictivo, cuando delincuentes balearon a un perro y les robaron todo a dos jubilados en 506 y 220. A su vez, en Lisandro Olmos, un grupo de “boqueteros” se robaron 3 millones de pesos de un comercio ubicado en la zona de 44 y 188.

Noticias Relacionadas