Mejorando bajo la lluvia

Bajo las tormentas que azotan a la región, Pipo Gorosito sigue trabajando al mando de Gimnasia para cambiar la cara del equipo y volver a sumar de a tres el próximo lunes contra Vélez en el Bosque.

En una semana con intensas lluvias (que seguirán por unos días más), el Lobo de Néstor Raúl Gorosito se prepara para una nueva fecha de la Liga Profesional. En esta buscará volver a la victoria y empezar a salir del fondo de la tabla, tanto del torneo como de los promedios, en los que comenzó a caer varias posiciones.

Con algunas dificultades por el clima que azota a la región, Pipo comienza a pensar en cuatro nombres para posibles cambios de cara al encuentro contra Vélez.

En primer lugar, todo indica que Maximiliano Coronel tiene muchas chances de volver al 11 inicial después de varias fechas donde estuvo afuera por una molestia en el sóleo. Tras las falencias defensivas que mostró el equipo, el técnico lo quiere lo antes posible y será probado en estos entrenamientos que quedan de aquí al lunes.

Luego, Manuel Insaurralde también está en los planes de Gorosito para volver a la mitad de cancha y darle esa contención defensiva al equipo, sumado al despliegue físico y futbolístico que tiene el ex San Lorenzo. Ha sido de lo mejor de la formación en estos partidos desde que llegó a préstamo. Por último, una de las dudas por afuera es entre Johan Carbonero y Eric Ramírez, quienes siempre han sido titulares en el último tiempo, pero el entrenador prefirió otras opciones para su debut en Mendoza contra el Tomba.

El martes, en el primer entrenamiento de la semana, Pipo pasó gran parte del tiempo analizando los errores tanto del partido como de los entrenamientos junto al videoanalista. Persiguen el objetivo de no dejar nada librado al azar y tratar de corregir todo para enfrentar a un rival muy difícil como lo es el Fortín, que viene en un gran momento tras un inicio complicado. Por eso mismo, tras esto, ya desde ayer se comenzó a trabajar pura y exclusivamente en los puntos flojos que vio el DT. Lamentablemente, el clima por ahora no ayuda lo suficiente para llevar a cabo la preparación habitual.

Hoy por la mañana se dará otra jornada de prácticas y todo indica que seguirá siendo bajo la lluvia, pero de a poco se comenzará a vislumbrar un posible 11. También se darán diferentes ejercicios de fútbol reducido.

La idea de mañana era tener un entrenamiento en el Juan Carmelo Zerillo. Esto se pone en duda, no solo por las condiciones climáticas, sino porque ayer por la noche hubo partido de Copa Argentina. Tal vez la idea sea cuidar el campo de juego tras este encuentro y de cara al del lunes cuando jugará el Tripero.

De aquí hasta el domingo, el elenco Albiazul se seguirá entrenando para mostrar algo diferente, tanto desde lo actitudinal como desde lo futbolístico. Una de las noticias de la práctica de ayer fue la inclusión de Sebastián Cocimano, quien subió nuevamente al plantel profesional tras la lesión de Alexis Domínguez. Es muy probable que sea tenido en cuenta para estar en el banco contra Vélez.

Noticias Relacionadas