ENTREVISTA EXCLUSIVA

“Se alquila es una comedia que no da respiro”

En diálogo con diario Hoy, Diego Mesaglio hizo un repaso por su carrera y contó cómo se prepara para hacer vía streaming una obra que ya fue un éxito con localidades agotadas.

Tenía tan solo 10 años cuando entró en la escena televisiva, desde entonces hizo miles de personajes: fue Corcho en Chiquititas, Cholo en Poliladron y Tony en Un gallo para Esculapio, entre otros. En un contexto tan atípico como es el actual, Diego Mesaglio se reinventa y vuelve a ponerse en la piel de un inquilino muy particular en Se alquila, junto a Santiago Stieben.

—El 23 de octubre a las 22 vas a estar haciendo el streaming de Se alquila, ¿de qué va la obra?
—Es una comedia muy dinámica; dura una hora y diez, pero en ese tiempo pasan un montón de cosas. La hacemos con Santiago Stieben, que interpreta a una persona que pone en alquiler una habitación debido a la falta de trabajo, pero él es culto, correcto, prolijo, educado; y llego yo a alquilar que soy todo lo contrario: maleducado, desordenado, atrevido. En medio de todo eso surgen diferentes temas como el deporte, la política, las ciudades, las costumbres, y todo lo cotidiano que nos diferencia, pero al final de cuenta nos une porque somos iguales. Esta obra tiene un final y un contrafinal que es el as bajo la manga.

—Hay risas garantizadas…
—Totalmente. Se tocan temas muy diversos, pero siempre dentro del marco del respeto y es súper graciosa. Es una comedia que no da respiro y la verdad es que cada vez que la hacemos terminamos liquidados, porque estamos a full.

—La comedia se nutre mucho del vivo, ¿cómo vivís eso de no tener una respuesta inmediata?
—La verdad que es raro. Tuvimos que hacer una adaptación por los protocolos de la pandemia y es totalmente incómodo porque un porcentaje muy grande del ritmo de la obra se basa en la respuesta del público. Nosotros llevamos más de 150 funciones y por más que sea siempre la misma obra, cada presentación es distinta y única porque el público es diferente y se ríe en distintos momentos. Entonces, esto implica desacostumbrarse al hilo conductor de una obra de teatro.

El reencuentro de Roña y Corcho

En la obra hay solo dos personajes en escena: uno interpretado por Mesaglio y otro por Stieben. Ambos se conocieron de pequeños en Chiquititas donde dieron vida a Corcho y a Roña, respectivamente. Al ser consultado por ese reencuentro actoral años más tarde y sobre las tablas, Mesaglio reveló: “La última vez que nos vimos fue en la última escena de Chiquititas.

O sea, después de eso no nos vimos nunca más y nos volvimos a juntar 20 años después para hacer Se alquila. Sin embargo, fue muy loco porque parecía que ayer habíamos terminado de grabar juntos, porque esa mística, esa conexión arriba del escenario estaba intacta. Creo que eso fue el 50% o más del grandioso éxito que tuvimos”.  

Un repaso por sus personajes

Seguir leyendo...

Con el regreso de Floricienta a la televisión, Diego volvió a ser recordado como Bata, al respecto afirmó: “Es algo insólito y asombroso que un producto que se hizo hace 16 años siga teniendo éxito y sea uno de los más vistos de la televisión argentina. Nosotros vivimos una repetición en el 2008/2009 que también fue tremenda, pero estábamos más cerca de cuando se había hecho; pero que suceda esto 16 años después es increíble”.

Consultado respecto a los personajes que recuerda con mayor cariño, explicó: “Casi siempre tuve la suerte de interpretar a personajes hermosos y divertidos. No podría elegir uno porque fueron todos en diferentes etapas de mi vida”. Sin embargo, destacó: “El personaje que hice en Un gallo para Esculapio me encantó porque llevó mucha práctica encontrarlo y la exigencia hizo que el personaje fuera maravilloso”.

Respecto a los desafíos que le gustaría abordar sostuvo: “Hoy se están haciendo muchas series internacionales. Nunca hice una especie de policial y eso es algo que me gustaría”. 

Noticias Relacionadas