Coronavirus en Argentina: nueve provincias retoman las clases presenciales en agosto

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, anunció ayer el regreso a las aulas en localidades pequeñas bajo un régimen protocolar. El Gobierno destinará $ 2.300 millones a la puesta a punto de las instituciones.

Luego de casi cinco meses sin educación presencial, el Gobierno anunció la vuelta a las aulas a partir de agosto en nueve provincias argentinas con escasa circulación de coronavirus, bajo un régimen protocolar que será determinante para la apertura de las instituciones.

De esta manera, Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación, confirmó en conferencia de prensa que las localidades más pequeñas de Catamarca, Corrientes, Formosa, Misiones, Santa Fe, San Juan, San Luis, Santiago del Estero y Tucumán emprenderán un regreso escalonado hacia la presencialidad.

Si bien La Rioja, Mendoza, Córdoba y Entre Ríos podrían ser las próximas, los distritos patagónicos esperarán a que pasen los días más fríos del invierno, mientras que el AMBA seguirá dependiendo estrictamente de la situación epidemiológica.

Asimismo, el funcionario destacó que la prioridad en el retorno la tendrán los últimos cursos, tanto de primaria como de secundaria, aunque no se descarta la inclusión de otros grados en escuelas más chicas. En relación a las universidades, desde el ministerio aseguraron que el protocolo para su funcionamiento ya fue aprobado la semana pasada y que la decisión está a cargo de cada rector, siempre teniendo en cuenta el marco epidemiológico de la localidad en la que se encuentre.

Por otro lado, cabe destacar que el Gobierno destinará 2.300 millones de pesos para acondicionar las instituciones en función del protocolo dispuesto. “La escuela que no garantice la infraestructura no abre, aunque allí nunca haya circulado el virus. Y eso es responsabilidad del Estado de cada provincia”, señaló Trotta.

De la inversión total, 500 millones de pesos serán transferencias directas de hasta 50.000 a las escuelas consideradas esenciales por las autoridades provinciales, con el fin de comprar insumos sanitarios como alcohol, artículos de limpieza, tapabocas y lavandina. Además, 1.300 millones de pesos serán destinados a obras de reparación, acondicionamiento sanitario y provisión de agua.

En las próximas semanas, cada provincia definirá, de acuerdo a su realidad epidemiológica, cuándo y dónde habilitarán el retorno de la educación presencial.

Entre sus puntos más relevantes, el protocolo aprobado por el Consejo Federal de Educación señala los siguientes puntos:

-Los alumnos estarán obligados a usar tapabocas desde primer grado.

-La distancia mínima será de 2 metros, aunque puede reducirse a 1,5 en las aulas.

-Si el número de alumnos impide cumplir con el distanciamiento, serán divididos en subgrupos, asistiendo en días o semanas distintas.

-El ingreso y los recreos serán escalonados, y las puertas de los baños quedarán siempre abiertas.

-Se recomienda la implementación de “aulas burbuja”, es decir, salones con grupos de dos, cuatro o seis estudiantes aislados entre sí, con el objetivo de establecer con velocidad los contactos más estrechos, si hubiera un caso sospechoso.

Seguir leyendo...

-No podrán realizarse eventos o reuniones dentro de los establecimientos, y deberá haber ventilación natural en todos los ambientes.

Noticias Relacionadas