El camino de la Argentina hacia la producción de la “Sputnik VIDA”

Diario Hoy revela cómo se produjo el primer lote de vacunas en el país. Luego de pasar la prueba de calidad en Rusia, la Argentina iniciaría la producción masiva, clave para ganar la batalla contra el coronavirus en la región.

El 27 de febrero, diario Hoy informaba que el laboratorio Richmond había anunciado que produciría la vacuna “Sputnik V” contra el coronavirus en el país. La noticia, difundida un día antes por la compañía, posicionaba a la Argentina en un lugar central en el continente, ya que suponía una provisión permanente de vacunas para la región.

Para llevar a cabo esta iniciativa, el laboratorio Richmond llegó a un acuerdo con la Sociedad Gestora del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que representa al Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, el principal responsable de que Rusia haya sido el primer país en el mundo en registrar una vacuna contra el coronavirus el pasado 11 de agosto de 2020.

En aquel momento, Marcelo Figueiras, presidente de Richmond, con la intención de no crear falsas esperanzas, declaró que la transferencia de tecnología no iba a ser una tarea sencilla: “Es un proceso de un año, por lo menos, con lo cual no es para crear expectativas ahora, sino para el día de mañana no caer de nuevo en esperar a que lleguen vacunas de afuera y tener una producción local”.

Relaciones bilaterales

Probablemente haya que fechar el inicio de este camino hacia el 29 de octubre de 2020, cuando la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, recibió al embajador de Rusia, Dmitry V. Feoktistov. Durante el encuentro analizaron la relación bilateral entre las dos naciones y se cree que, en el contexto de la pandemia, el asunto en torno a la vacuna no pasó desapercibido.

Una década atrás, Cristina Fernández de Kirchner también fue protagonista en la inauguración de la planta farmacéutica ampliada de Laboratorios Richmond, en la localidad bonaerense de Pilar, justamente el sitio donde se produjeron las primeras dosis de la vacuna “Sputnik V” contra el coronavirus en Latinoamérica.

En aquella ocasión, la entonces presidenta sostuvo: “La verdad que el desarrollo de nuestra industria farmacéutica es modelo en Latinoamérica, en realidad yo diría que en Latinoamérica es una de las que mayor desarrollo ha alcanzado y también lo que es muy importante: la participación del sector nacional”.

Casi dos meses después

Desde el anuncio hasta estos días transcurrieron casi dos meses, pero fue una semana atrás, hacia el 14 de abril, que llegó al país un cargamento enviado por Rusia para avanzar con la producción de la vacuna “Sputnik V”. El envío, un cargamento de 170 kilos que llegó en un vuelo de Air France al aeropuerto de Ezeiza, incluyó material de investigación para comenzar a evaluar procesos analíticos y productivos.

“El material que se recibió es material de investigación. Esto forma parte del proceso de transferencia de tecnología ya informado previamente, con el que se comienzan a evaluar procesos analíticos y productivos a realizar localmente”, precisó por entonces el presidente de Richmond, Marcelo Figueiras.

Seguir leyendo...

Según precisaron desde el laboratorio argentino, el proyecto encarado contempla la construcción de una planta especializada y de alta tecnología en la zona de Pilar. El proyecto se denominó “Vacuna de Inmunización para el Desarrollo Argentino” (VIDA) y producirá la fórmula contra el coronavirus de forma masiva, si pasa la prueba de calidad. Se estima que la construcción de la nueva planta demandará una inversión de 70 a 100 millones de dólares.

Un avance clave

El Fondo Ruso de Inversión Directa celebró la noticia en sus redes sociales. “Argentina se ha convertido en el primer país de América Latina en comenzar la producción de Sputnik V”, publicó.
La producción de la vacuna en el país, como ya se dijo, supone la fluidez de dosis que, por el momento, llegan a cuentagotas desde el exterior.

Esto es fundamental si se considera que todavía no está claro si la vacuna contra la Covid-19 deberá repetirse cada año ya que, por tratarse de un virus nuevo, no está determinado durante cuánto tiempo son efectivos los anticuerpos: es algo que está siendo experimentado.

Noticias Relacionadas