El monte Everest, cada día más grande

China y Nepal acordaron que el “techo del mundo” alcanza los 8.848,86 metros de altura, casi un metro más de lo que se creía.

La polémica llegó a su fin: tras una década de disputas, los gobiernos de China y Nepal revelaron al mundo que la montaña más alta del planeta, el Monte Everest, tiene 86 centímetros más de lo que se creía. El dato surgió de un cálculo conjunto en el que participó un grupo de investigadores de ambos países.

Hasta ayer, según una medición internacionalmente reconocida realizada por la India en 1955, Nepal sostenía que la altura era de 8.848 metros. Para China, en tanto, un estudio realizado en 2005 estimó que el Everest medía 8.844,43 metros. Sin embargo, dado que la investigación no fue autorizada por Nepal, el país no la reconoció como la altura oficial.

Habemus acuerdo

Los años de controversia llegaron a su fin este martes, cuando durante un acto virtual el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, desde Pekín, y el ministro de Exteriores de Nepal, Pradeep Kumar Gyawali, desde Katmandú, revelaron al mundo que “la altura del monte Everest es de 8.848,86 metros”. De esta manera, ambos países zanjaron una polémica que había dividido aguas desde que en 1849 científicos británicos midieran la emblemática montaña por primera vez.

El proyecto para realizar de manera conjunta la nueva medición del Everest comenzó en 2017 y se concretó durante la visita del presidente chino, Xi Jingping, a Nepal en octubre de 2019. “Para Nepal, este es un momento especial para todos. El monte Sagarmatha (nombre del Everest en nepalí), Qomolangma (en tibetano), se ha mantenido como un símbolo eterno de buena relación y amistad continua entre Nepal y China”, aseguró el ministro Gyawali.

Si bien ahora se sabe que el monte Everest mide casi un metro más de lo que se creía, en algún momento se barajó la posibilidad de que la montaña hubiera perdido altura producto del desplazamiento de las placas tectónicas, el fuerte terremoto del 2015 –que en el Himalaya generó modificaciones en las alturas de las montañas–, y el derretimiento de la capa de nieve en la cumbre a causa del cambio climático.

¿Cómo medir la montaña más alta del mundo?

Hacia 1849, cuando todavía no se sabía que el Everest era la montaña más alta del mundo, para arribar a las primeras mediciones se utilizaron cálculos trigonométricos. Hacia 1865, la Royal Geographical Society le dio al Everest el nombre por el que lo conocemos; por recomendación de sir Andrew Waugh, el topógrafo británico de la India que llevó a cabo la expedición, lo llamó así en honor a su antecesor en el cargo, sir George Everest.

En lo sucesivo, las mediciones se harían con teodolitos, GPS y datos obtenidos a través de radares.

Seguir leyendo...

Khim Lal Gautam, de la oficina nacional de topografía nepalí, participó de la última medición. Junto a sus colegas utilizó un método clásico, a través del cual calcularon la altura en base a puntos ya conocidos del valle con un dispositivo en el que recibían señales de GPS, lo que permitía medir la distancia de la cima a los satélites. Con un radar, midieron además el grosor del hielo y la nieve.

Con temperaturas de 43 grados bajo cero, contó el experimentado topógrafo en una entrevista, es fácil desmayarse o no sentir las extremidades. En el monte Everest es habitual hallar muchos cadáveres de aventureros que no lograron terminar su misión: la mayoría de los cuerpos permanecen allí porque rescatarlos es muy caro.

Noticias Relacionadas