Héroes anónimos

"Es agotador, pero da mucha satisfacción": el valioso trabajo de bioquímicos durante la pandemia

La crucial labor de los profesionales se convirtió en una parte fundamental en el combate contra el coronavirus. Jorge Ugaz, integrante de la Brigada Sanitaria Ramona Medina, contó su experiencia.

Detrás de cada estudio de Covid-19, con respuestas rápidas y confiables, hay un profesional que lo realizó y lo validó. En el mes que se celebró el Día del Bioquímico, el reconocimiento es invaluable a una tarea indispensable para los equipos de salud.

En esta oportunidad, diario Hoy dialogó con Jorge Ugaz Ojeda, platense de 29 años y estudiante avanzado de la carrera de la Licenciatura en Biquímica en la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP, y que actualmente integra la Brigada Sanitaria Ramona Medina, que le hace frente al virus en los barrios platenses.

Los voluntarios formados en la UNLP que tomaron el nombre de Ramona Medina, en homenaje a la militante popular fallecida por coronavirus, ponen el cuerpo cada día para ir a buscar los casos sospechosos de covid-19.

"Pese a que muchas veces puede ser un poco cansador las largas jornadas de trabajo, saber que estas contribuyendo con la comunidad a través de barrios tan vulnerables y con realidades tan invisibles, es algo enriquecedor personal y profesionalmente que hace que cada mañana te levantes con muchas energías para empezar una nueva jornada", confesó Jorge.

- ¿Cómo asimilaste el hecho de poner el cuerpo en una pandemia, que genera un contexto de incertidumbre, quizás atípico en lo que pensabas que iba a hacer específicamente tu labor?

- En un comienzo con un poco de temor obviamente ante lo desconocido de este nuevo integrante de la familia coronavirus pero sin olvidar los recaudos y conocimientos que aprendí durante mi formación, principalmente en Microbiología y Virología.

Luego ya en medio de lo que era la pandemia lo tome como una ayuda al sistema de salud que tanto nos necesita y como una etapa más de formación para mí, estando en contacto con la comunidad cosa que quizás durante el paso por la facultad se vuelve medio complicado si no fuera por los distintos proyectos de extensión que cada vez están aumentando en la Facultad de Ciencias Exactas.

Actualmente tomo cada día como un nuevo comienzo conociendo nuevos barrios, siempre sin olvidar las normas de bioseguridad para cuidarme a mí y a la gente que visito en cada relevamiento.

- ¿Pensás que el bioquímico quizá no esté del todo reconocido en la sociedad? 

- Dentro de mi parecer, y creo que esto lo comparto con muchos de mis colegas,  el bioquímico siempre ha sido un actor olvidado dentro de la sociedad, conocido levemente como el que saca sangre o el que trabaja con orina.

Seguir leyendo...

Muchas veces visto como un profesional solitario encerrado en un laboratorio, cosa que no es así ya que el bioquímico es parte el equipo de salud, trabajando multidisciplinariamente con médicos y enfermeros por eso me enorgullece que en medio de esta pandemia surjan nombres de bioquímicos y bioquímicas que se encargan del diagnóstico del COVID-19 como son la Dra. Elsa Baumeister del ANLIS Malbrám, la Dra. Rosana Toro del Hospital San Roque de Gonnet y el Laboratorio de Salud Pública de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP, la Dra. Regina Ercole de Hospital San Juan de Dios o el Dr. Guillermo Docena del Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos de la UNLP, por nombrar algunos de todos los bioquímicos que trabajan en las distintas áreas del diagnóstico.

- ¿Qué notaste en los barrios que visitaste? ¿La gente tiene conciencia de lo que sucede, tiene miedo, le da igual?

- En los distintos barrios que hemos visitado como Los Hornos, Villa Elvira, Villa Argüello, José Luis Cabezas, El Mercadito, entre otros observamos varias posturas, mayormente, tenes gente que es consciente de lo que sucede, los recaudos que hay que tomar y que te dicen como hacen cada cosa demostrando que saben cómo cuidarse.

Después tenes otro grupo de personas que tienen miedo, un poco por desinformación, que cuando llegamos con los elementos de protección personal nos miran con un poco de recelo y con el pensamiento que podemos ser nosotros quienes los contagien o que muchas veces creen que quedarse en casa y no salir es ni quiera al patio o al fondo del hogar.

Siempre recuerdo en Los Hornos donde parte del equipo llego a hacer uno de los relevamientos epidemiológicos y hablando con el dueño de una casa, nos comentó que ellos cumplían el aislamiento tan bien que no dejaban salir a sus hijos ni siquiera al patio, ante este comentario le explicamos que mientras mantengan una distancia prudente y no tengan contacto con algo o alguien externo al hogar podían jugar en el patio, cosa que unos días después cuando pasamos por la zona nos lo agradecieron porque los niños estaban contentos de poder salir a jugar y tomar un poco de sol.

- Desde tu lugar, ¿qué crees que hace falta para evitar que el número de contagios siga creciendo?

- Yo creo que lo que haría falta para evitar que el número de contagios siga creciendo es tomar más conciencia de lo que implica la propagación de este virus que presenta una alta infectividad. Además que deben seguirse las normativas de salud que el gobierno está dando.

El distanciamiento social, el uso de barbijo o tapaboca, la higiene de manos y superficies como tratar de salir del hogar lo menos posible son factores que ayudan a evitar la propagación del COVID-19 y así a largo plazo, como se ha hablado tanto en las últimas semanas, no haya una saturación del sistema de salud.

- ¿Qué le transmitirías a la sociedad, principalmente a los platenses para que no le tengan temor al contagio?

- Creo que es importante que la sociedad sepa que manteniendo la mayor cantidad de recaudos como son: si estás en tu casa lavarte las manos con agua y jabón, lavar las superficies más transitadas con lavandina y agua. Si tienen que salir que usen barbijo o tapabocas que cubran bien la nariz, que mantengan una distancia mínima de 2 metros con otras personas, que si tocan algo se laven las manos con alcohol liquido o en gel en lo posible y todos esos hábitos que creo que todos ya conocemos, la probabilidad de contagio es muy baja.

- Contame un poco de la Brigada que se formó, el grupo y qué tarea específicamente cumplen. ¿Te sentis orgulloso de pertenecer?

- En un comienzo la brigada sanitaria se formó como un pedido de ayuda de la Unidad de Pronta Atención (UPA) Nº 6 de Los Hornos, hacia la Secretaria de Extensión de la Facultad de Ciencias Exactas por no dar abasto con el tema vacunación en los distintos barrios que abarca la UPA. Luego con el comienzo de la pandemia, la brigada sanitaria recibió el nombre de Ramona Medina, que como se sabe era una activista y vocera de la Garganta Poderosa que desde un comienzo advirtió las carencias sanitarias en la Villa 31 y que lamentablemente fue una de las primeras víctimas en ese barrio del COVID-19, en honor al arduo trabajo que realizo.

Con la coordinación de UPA Nº 6, en un comienzo como representante del ministerio de salud y más adelante trabajando con la Región Sanitaria XI de la Provincia de Buenos Aires que abarca los partidos de La Plata, Berisso, Ensenada entre otros, la Brigada Sanitaria Ramona Medina comenzó a realizar Relevamientos Epidemiológicos Comunitarios (REC) que consisten en ir casa por casa hablando con los vecinos y preguntarles cosas como si estuvieron en contacto o presentaron algún síntoma de COVID-19 para luego ser hisopados si es necesario, si presentan alguna patología de base que pueda complicar su situación o si debido a la pandemia no logran obtener la medicación para las mismas. Pero creo que la principal labor de la brigada más allá de lo sanitario es charlar con los vecinos sobre el barrio, que se sientan acompañados y que puedan sacarse muchas dudas que quizás tenganen medio de esta pandemia.

La brigada se encuentra formada en su mayoría por alumnos, graduados, docentes y no docentes de la Facultad de Ciencias Exactas, aunque también podemos encontrar de facultades como Derecho, Periodismo y Medicina que voluntariamente se toman el tiempo para formar parte de las distintas actividades como son Jornadas de Vacunación, Producción de alcohol 70º y alcohol en gel y el Relevamiento Epidemiológico Comunal entre otras que se realizan.

Obviamente me siento muy orgulloso de formar parte de esta brigada que ejerce una bella actividad comunitaria dando el pie a que cada vez menos personas estén estado de vulnerabilidad sanitaria como quería Ramona y además compartirlo con fabulosas personas que demuestran su empatía por el otro cada día.

Noticias Relacionadas