AXEL KICILLOF

“Deploro todas las manifestaciones que trataron de sembrar, de manera oportunista, un clima oscuro”

Lo afirmó el gobernador de la Provincia, tras el anuncio de aumento salarial a los uniformados bonaerenses. Remarcó que, en moneda extranjera, perdieron 611 dólares durante la gestión de Vidal, es decir, unos 30 puntos porcentuales

En el Salón Dorado de la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires, y junto a la vicegobernadora Verónica Magario, el ministro de Seguridad Sergio Berni y el jefe de Gabinete Carlos Bianco, el gobernador Axel Kicillof anunció el aumento salarial y los cambios que tenía pensado dar a conocer en la jornada de hoy para la Policía Bonaerense.

El anuncio se dio frente a intendentes, autoridades legislativas y otros que participaron de forma virtual. Se limitó a la intervención del gobernador de la Provincia, que fue escuchada y aplaudida por los presentes, ya que no hubo ronda de preguntas que justificaran la presencia de la prensa.

El Plan Integral de Seguridad para la provincia de Buenos Aires anunciado incluye una reestructuración salarial para efectivos de la Policía y un plan estratégico de formación, indicaron desde el gobierno. En ese sentido Kicillof remarcó: “Hemos tomado una decisión política de fondo que salda una deuda histórica del Estado provincial con su Policía”, y agregó que “si queremos construir una política de Estado en materia de seguridad, los salarios de la Policía tienen que estar a la altura de las circunstancias”.

Tal y como viene haciendo cada vez que tiene un micrófono frente a él, el mandatario volvió a apuntar hacia la gestión que lo antecedió con el discurso del “fueron ellos” al remarcar que “la seguridad en la Provincia de Buenos Aires sufre graves problemas estructurales hace mucho tiempo, que van desde lo salarial, al equipamiento, la infraestructura, la formación y la jerarquía. Pero esos problemas estuvieron marcados por un fuerte deterioro en los últimos cuatro años”.

Kicillof señaló que las medidas incluyen una inversión de $37.700 millones para la incorporación de 10.000 nuevos agentes, 2.200 patrulleros, obras en 96 comisarías, 4.000 paradas seguras y la construcción de 12 nuevas unidades penitenciarias para alojar a 5.000 internos.

En lo que respecta al reclamo de los policías y los agentes del Servicio Penitenciario, se elevará su remuneración de 39.000 a 44.000 pesos de bolsillo y se aplicará esta misma proporción a toda la jerarquía. También se elevará de 1.100 a 5.000 pesos la cantidad destinada mensualmente a la compra de uniformes, y se triplicará el valor de las horas Cores, que crecerá desde 40 a 120 pesos.

De esta forma, un agente recién egresado de la Escuela Vucetich tendrá un sueldo de bolsillo de 49.000 pesos, que podrá llegar a los 60.000 con las Cores.

Además ofreció mejoras en lo que se refiere a la formación y atención de sus agentes y en ese marco resaltó: “Nos comprometimos a construir una Policía más profesional, más equipada y también más humana y eso requiere una transformación” señaló el mandatario y anunció que se pondrá en marcha el Instituto Universitario Juan Vucetich, y se incorporarán dos hospitales como prestadores en exclusividad para la Policía Bonaerense.

Seguir leyendo...

El Gobernador también puso el acento en que los beneficios alcanzados deberán compensarse con compromiso por parte de los integrantes de las fuerzas del orden, al sostener que “es un primer paso para dar un salto profundo de calidad en el profesionalismo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Vamos a ser muy exigentes, pero lo vamos a acompañar con este reconocimiento”. “Vamos a exigir los mismos estándares profesionales de las fuerzas federales”, afirmó el gobernador Kicillof.

Pero no todas fueron flores en el anuncio, el gobernador no dejó de resaltar su disgusto por la forma en que se realizaron los reclamos y en ese sentido indicó con vehemencia que “si esto es un reclamo salarial y de condiciones de trabajo estamos dando una respuesta contundente e histórica”, pero recalcó que ese accionar “deslegitima reclamos que son legítimos, no es la manera de expresarse” y concluyó sentenciando: “Deploro todas las manifestaciones que trataron de sembrar, de ma­nera oportunista, un clima oscuro”.

Noticias Relacionadas