Los “encubridores” del macrismo

La abogada María Eugenia Talerico había sido nombrada vicepresidenta de la Unidad de Información Financiera durante el macrismo, luego de las presiones ejercidas por el defensor del banco HSBC en la causa por lavado que involucra al expresidente.

Durante la presidencia de Mauricio Macri se designó a Mariano Federici al frente de la Unidad de Información Financiera (UIF), junto a María Eugenia Talerico como su segunda. Este último nombramiento tuvo serios cuestionamientos, ya que se habría realizado luego de que el abogado Oscar Mario Salvi, quien era defensor del banco HSBC, interviniera fuertemente.

Salvi fue nombrado juez durante la última Dictadura militar. Al frente de su estudio jurídico representó a Franco Macri, Carlos Menem y hasta a la mismísima empresa papelera Botnia.

Paradójicamente, Talerico formó parte del estudio en el año 1993, para después retirarse. Sin embargo, el estudio Salvi se encargó de defender al banco HSBC, una de las entidades que acumulan más cantidad de denuncias por lavado de dinero. Una de esas investigaciones se centró en la conexión de la entidad con el colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias “Mi Sangre”.



La UIF había evaluado las operaciones del HSBC que involucran a uno de sus clientes en la Argentina, miembro de la red de lavado del delincuente narco. Si bien el Consejo Asesor había determinado (dos veces y por unanimidad) que debía sancionarse a la entidad bancaria, la cúpula del organismo evadió la medida.

No son las únicas pruebas que vinculan al exjuez Oscar Mario Salvi con Mauricio Macri: el estudio del abogado colaboró con 200.000 pesos en la campaña política del PRO, mientras que el letrado puso como particular 150.000 pesos.

Talerico, por su parte, había negado el “conflicto de interés” con respecto a su vinculación con el banco HSBC, denunciado por evasión, lavado de dinero y asociación ilícita: “En la audiencia pública en la que se analizó mi candidatura para la UIF me acusaron sin pruebas de haber sido abogada del banco”.

Otro episodio que involucró a la fundadora de la asociación Será Justicia fue el cierre de varias sucursales del banco HSBC. En su momento, Sergio Palazzo había denunciado que los cierres “no eran por motivos económicos” y resaltó las investigaciones por lavado de dinero y fuga de capitales. “Una de las abogadas que lo representaban frente a acusaciones y procesos de este tipo hasta 2015 en nuestro país se desempeña como una alta funcionaria de la UIF nombrada desde el primer momento del gobierno del presidente Macri”, afirmó Palazzo durante el conflicto.



Con respecto a la denuncia hacia Federici y Talerico, el diputado Rodolfo Tailhade aseguró que “son irregularidades administrativas graves que, más allá del incumplimiento de los deberes de un funcionario público, configuran claros encubrimientos de un actuar delictivo por parte del HSBC”.

Seguir leyendo...

La decisión de la cúpula de la UIF de exonerar a la entidad bancaria de sanciones fue causada, según el legislador, por la “estrecha vinculación” entre Federici, Talerico y Gabriel Martino (expresidente del HSBC). Fue una decisión que no registra precedentes en los últimos años y encubre maniobras “que claramente eran de lavado”, declaró.

Noticias Relacionadas