Entrevista Exclusiva

Grego Rossello: “Cuando me escribió Muscari pensé que se había equivocado”

El humorista, actor, conductor e influencer se suma a la troupe del nuevo espectáculo de José María Muscari, que intentará repetir el suceso que tiene con Sex, una propuesta diferenteque crece mes a mes.

El talentoso Grego Rossello será parte de Redes, viví tu experiencia, espectáculo de José María Muscari que subirá el martes a las 21 a la sala Picasso del Paseo La Plaza de Buenos Aires, y que se podrá ver por streaming, con entradas en venta en Plateanet. Diario Hoy habló con él sobre el show.

—¿Cómo hacés para dividir tu tiempo entre tantas cosas que hacés?

—Ayer me decía mi novia: “Volviste a estar a mil, estás contento”, y la verdad es que sí. Estoy los sábados en Santo sábado, feliz de haber vuelto a hacer tele, de volver a los shows presenciales, de estar ahora con Muscari, de hacer cosas en las redes, que me reclamaban, tratando de entrenar, porque tengo una personalidad que cuando hago pocas cosas no hago nada, me achancho, y cuando hago muchas, me sobra el tiempo, es como al revés. Empieza a prender una máquina que si la tengo apagada me deprimo un poco. Eso me pasó en pandemia, que si bien hice shows con mi familia, necesitaba esto y el tiempo para hacer todo lo saco desde el lugar de que todo lo que estoy haciendo me gusta mucho.

—Vas a estar en Redes, con Muscari, con compañeros que, muchos, surgieron del mismo lugar. ¿Qué fue lo primero que pensaste cuando te llegó la propuesta?

—Cuando me escribió Muscari por WhatsApp pensé que se había equivocado, le erró. Había visto Sex y me voló la cabeza, también Bollywood. Sus obras son una experiencia y creo que agarré el proyecto por esto mismo, sé lo que es dirigiendo, además en la coreografía está Mati Napp, uno de los grandes coreógrafos del país, está Paola Luttini de productora, y después me fueron confirmando los compañeros y “más me la fue subiendo”.

—Me nombraste a Mati Napp, ¿vas a bailar en la obra?

—Yo soy el que menos baila porque soy más duro que una piedra, pensé que iba a zafar del todo y Muscari me dijo: “Vas a bailar”. Es una coreografía muy chica, hay una de arranque en la que vamos apareciendo y yo entro último, juego con eso que soy el último que entra y soy la estrella, pero no, me dijeron que es porque soy una madera y me tienen que esconder lo más posible (risas).

—Sos como las modelos cerrando los desfiles…

—Soy como Nicole Neumann en el 2005, un lujo.

Seguir leyendo...

—Pero sin codazos, por favor….

—Sin codazos ni robando zapatos (risas). Voy a bailar un poco, yo le creo a Muscari, porque hubo mucha gente y productores teatrales tratando de juntar influencers para cortar tickets, no es el caso de él, no llamó para Sex los que más seguidores tenían para que le vaya bien, acá eligió influencers porque la obra es sobre redes, pero todos los compañeros son excelentes. Connie Isla canta como los dioses, es una militante extraordinaria, Srta. Bimbo es una de las referentes feministas y además es tremenda, Lucas Spadafora de la nueva generación de los pibes que hace video, como yo empecé a seis años, es uno de los que más me gusta, de los que más me hace reír, encima el pibe te baila, te canta, Nati Jota viene laburando hace 32.000 años y tiene una frescura increíble, es su primera obra de teatro y va a sorprender, Flor Jazmín Peña ganó el Bailando, Cande Molfese hace todo bien, ahora protagoniza Rent, a Rulo no lo hemos visto en este rol y lo hace muy bien, Inés Estévez es una actriz increíble y la verdad es que todos están muy bien y es un lujo tenerlos de compañeros, y Muscari sabe muy bien por qué nos convocó.

—Además de presencial, se podrá ver desde todo el país online. ¿Sentís que eso te genera más presión?

—Sí, porque en presencial si hay un pifie, quedó ahí, pero acá lo pueden ver de todo el mundo, y es lindo igual, porque si desde La Plata nos quieren ver, lo van a poder hacer.

—Te conocemos por las redes, a tu familia, cómo te pusiste de novio, todo, pero ¿qué cosas no pondrías en redes para evitar que se conozca? Porque se sabe todo…

—No se sabe todo, nadie sabe dónde vivo y no expongo las cosas malas de verdad, me lo guardo para mí, de verdad, porque si no, es un Gran Hermano, trato de preservar lo malo, y a veces cosas buenas también. Hay momentos y momentos, lo mismo con mi pareja, cuando no quiere que la grabe, no lo hago.

—Además, después hubo una etapa en la que su rostro era una incógnita…

—Sí, se armó algo medio marketinero, aunque no era la intención, sobre eso, ella había cortado una relación hace poco y estábamos hace poco juntos, era la chica misteriosa, pero ahora sí mostramos todo.

Noticias Relacionadas