Biden, a un mes de su asunción

El 46° presidente de los Estados Unidos cumplió el pasado sábado su primer mes en el poder. ¿Qué decisiones tomó y qué le espera a la Argentina y a la región?

Se cumple un mes del ascenso de Joe Biden a la presidencia de los Estados Unidos. El exvicepresidente de Barack Obama ganó las elecciones el pasado noviembre y asumió el 20 de enero como uno de los presidentes con mayor edad en la historia de ese país.

Como primera medida, el presidente de los EE. UU. se ocupó de “enderezar” el rumbo que Trump le había dado a la nación norteamericana, sobre todo respecto a la pandemia de coronavirus. Rápidamente Biden activó el operativo de vacunación e instauró restricciones para ingresar al país.

Daniela Casartelli es licenciada en Relaciones Internacionales y, en diálogo con diario , afirmó que el mandatario se encontrará con muchos retos durante su gestión.

“La administración de Joe Biden enfrenta un doble desafío para su gestión: proteger la salud de sus ciudadanos sin dejar de atender la recuperación económica. Por un lado, garantizar la vacunación masiva y lograr que descienda la curva de contagios de Covid-19 y por otro, recuperar los irrisorios niveles de desempleo que había tenido Trump en su anteúltimo año como presidente, y poner la economía en marcha nuevamente”.

Luego añadió: “Este 2021 Biden estará centrado en mejorar los niveles de crecimiento de la economía (que compite con el crecimiento constante de China) y en disminuir los niveles de desempleo”.

¿Qué rol tendrá Biden en América Latina y el Caribe?

Sin embargo, ¿qué hará Biden con América Latina y sobre todo con nuestro país? ¿Qué relación tendrá Biden con la región? Como se ha dicho, el hombre tiene un gran conocimiento de Latinoamérica y del Caribe.

“Lo adquirió durante su larga carrera política, especialmente durante su cargo de vicepresidente en la administración Obama, años en los cuales realizó 16 visitas a la región”, afirmó Casartelli, quien recordó que durante su campaña, “Biden se comprometió a acabar con la incompetencia y la desatención hacia Latinoamérica, que caracterizó al gobierno de Trump; y propuso un plan de U$S 4000 millones para mitigar la pobreza, la corrupción y la violencia en Centroamérica. Es lógico, entonces, que su mandato genere una expectativa especial en una Latinoamérica esperanzada”, añade.

Sin embargo, Daniela le contó a este multimedio que “el hecho de conocer la región no implica una cooperación intrínseca, ni mucho menos” y que en estos primeros meses, frente al Covid-19 y otros frentes, “la relación con Latinoamérica no será una prioridad”.

Para los Estados Unidos, los países de la región más relevantes serían, según Casartelli, Brasil y México. Este último país será con el que más vínculo tendrá ya que tratará cuestiones migratorias y comerciales.

Seguir leyendo...

“(Biden) ha declarado su intención de reivindicar el rol de EEUU en el Acuerdo de París sobre cambio climático, del que Trump se retiró. Reivindicar el multilateralismo es uno de los focos del gobierno actual. También rever ciertas sanciones a Venezuela y flexibilizar la política migratoria establecida por su antecesor, frenando las deportaciones y la construcción de un muro con México; lo que no implica que todos los inmigrantes ilegales, que se calcula que rondan en 11 millones, vayan a tener permiso para residir en EE. UU. ni que se vaya a conceder la ciudadanía a todos”, explicó la especialista.

La visión argentina

En cuanto a la relación con Argentina, diario Hoy le consultó a Casartelli respecto a qué podemos esperar de la actual administración de los Estados Unidos.

Según la licenciada en Relaciones Internacionales, Argentina no está dentro de la agenda de temas primordiales para la administración de la potencia norteamericana, por lo que las relaciones entre ambos países son limitadas, es decir, están contempladas dentro de un marco regional.

“Sin embargo están marcadas por la deuda que el país tiene con el FMI: dicha deuda constituye un punto de contacto. En principio, no parecería que Biden fuese a condicionar negativamente el manejo de la deuda. Argentina contaba con el apoyo del expresidente Trump en dicha negociación, por su relación cercana con el expresidente Mauricio Macri”, comentó.

Por último, Daniela señaló que otro tema relevante será ver, en medio de la competencia por la supremacía económica entre EE. UU. y China, de qué lado se inclina nuestro país (en una suerte de guerra fría moderna).

“Los crecientes niveles de presencia de China en la región (y así también en Argentina) a nivel comercial y de inversión en recursos estratégicos, podrían ser tema de tensión entre Argentina y Estados Unidos. El verdadero desafío será mantener las relaciones diplomáticas para no perjudicar los intereses nacionales y discutir punto por punto las relaciones bilaterales”, concluyó la especialista en diálogo con este multimedio.

Noticias Relacionadas