Entrevista Exclusiva

Romina Gaetani: “Soy una privilegiada”

Tras un verano en Carlos Paz con la obra Perfectos desconocidos, en pandemia la actriz se suma a Cajas chinas, una producción de Kris Niklison.

Mientras muchos durante el aislamiento se paralizan, Romina Gaetani no se detiene. Si bien tiene días, como todos, en los que le cuesta más, Cajas chinas, de Kris Niklison, es un proyecto de cineteatro que se verá desde este jueves a las 22 por las redes oficiales de la obra, y que la impulsa a seguir creando en cada momento.

En diálogo exclusivo con diario Hoy la actriz de Soy Gitano, Simona y Botineras, entre otras, reveló detalles de su vida y pensamientos sobre el momento que toca vivir.

—¿Cómo te encontró la cuarentena?

—Terminé la temporada de teatro veraniego en Carlos Paz con Perfectos desconocidos, llegué, estuve casi un mes de enfermera ayudando a familiares, amigos y una mascota con temas de salud, y después apareció la
cuarentena.

—¿Estás pendiente de las noticias?

—Los noticieros son parte de nuestros hogares, inevitablemente un rato tenés que encender el televisor para saber sobre permisos, tapabocas, antes pasaba varios días sin eso, pero ya uno está conectado.

—Y en el medio de todo, el lanzamiento de Cajas chinas…

—Todo es raro, todo se torna como nuevo, y en lo nuevo hay incomodidad, uno se siente distinto, en el mismo día tenés diferentes estados anímicos. Me pasa, estás tirado en la cama, a los dos segundos te levantás, limpias todo, y en lo que te levantaste para empezar a hacer algo pensás de nuevo en no hacer nada.

—¿Cómo te llegó la propuesta de este proyecto de cineteatro?

—Me la acercó Daniel Aráoz y me encantó, después empezamos con ensayos, de muchas horas, hasta el día de hoy, con lo que implica también debido al encierro. Vamos más de 90 días, solamente saliendo a hacer compras, higienizando todo, tratando de hacer algo de actividad física, me concentré mucho en la meditación porque los ensayos son fuertes, de tres a cinco horas diarias, de lunes a viernes, y no es que vas a la sala de ensayo o al teatro y volvés, es algo nuevo estar delante de una pantalla o celular haciéndolo.

La cuarentena la siento y al mismo tiempo estoy muy contenta de estar con compañeros jugando, la autoría es de todos, de la mano de Kris Niklison que nos dio rienda suelta al trabajo creativo, al proceso, algo nuevo para mí ser parte de la dramaturgia, siempre lo hice con libro en mano.

—Es todo más incierto…

—Me agarro con lo que dice Kris de cineteatro, porque hay unas puestas de cine en la pantalla, yo particularmente con el celular corro, me meto en el baño, me baño, pongo el cuerpo como en el teatro y el personaje aporta un constante movimiento, incorporando sonidos, de piano, siempre viendo y buscando encuadres. Si bien está la fotografía marcada, estoy pendiente de eso y me divierte, encontrar las diferentes fotografías, poniendo luces y disponiendo de mi casa para la obra, me hace acordar esto a esa hora y media previa a la función en el teatro.

Seguir leyendo...

Tiene algo de cine negro, con respecto a la estética, con esa connotación delictiva, utilizando lo metafórico y el humor irónico, no solamente se trata de dónde está el botín que robamos y quién robó a quién, por eso el título, Cajas chinas, porque cada uno va siendo esas cajas donde se nos caen las caretas, por eso refleja un poco lo que pasa en la sociedad hoy, por eso pasa a ser una obra reflexiva también, no apuntando a la pandemia, sino desde a dónde lo estamos haciendo, con un guiño a la realidad sin hablar de la pandemia.

La actriz y su cuarentena

Además de los ensayos de Cajas chinas, Gaetani estuvo activa dentro de su hogar.

—¿Estuviste viendo alguna serie o leyendo algo?¿Cómo te dispersas en pandemia?

—Empecé a leer un libro, terminé otro, pero también me pasa que los más de 70 días de ensayo pesan, son muchas horas, y desde que bajás, cenás, ves algo del noticiero que te perdiste, te terminás acostando a las cuatro de la mañana y al otro día ya sentís que perdiste el día.

Soy una persona que entrena, el año pasado hice jiu-jitsu, ahora yoga, porque quedás cansada de los ensayos. Sí mantuve una alimentación sana, bebiendo líquido, metiéndome en el vegetarianismo, digo metiéndome porque si siento la necesidad de comer carne lo hago, pero no compro.

Mantuve eso, alimentarme bien, mantener la casa ordenada y limpia, agradecida de poder hacerlo, porque muchos no lo pueden hacer, soy una privilegiada, tener recursos para seguir adelante, y también privilegiada para hacer esta nota con vos, seguir con la prensa y que la parte creativa esté en funcionamiento, además de acercarle a la gente algo de entretenimiento entre tanto dolor, angustia e incertidumbre. Eso es lo que te mata, no sabés qué va a pasar con tu bolsillo, tu trabajo y tu salud.

Su mirada sobre la actualidad

La actriz y cantante se interesa por la ecología, y también ese refirió a dicho tema.

—¿Crees que este paréntesis va a ayudar a sanear el planeta? ¿Es una respuesta al maltrato esto?

—Vos lo estás diciendo, creo en eso, apoyo mucho lo que los medios nos han mostrado. Hay que ver cómo la sociedad sale de esto, leí que los desmontes, por ejemplo, en el norte argentino siguen, tienen que ver con los animales, con las inundaciones, y es gravísimo, tenemos que tomar conciencia como sociedad de muchas cosas, como desde no poner un cartel en el edificio a un enfermero que hoy va a trabajar para ayudar, siendo repudiado en el edificio donde vive; a marcarle al otro Che ponete el tapaboca. Nos estamos poniendo en un lugar complicado, hay que bajar la paranoia, hay que además cuidar animales, ríos, mares, todos.

Me alegra que la naturaleza y el planeta respire un poco de los seres humanos pero habrá que ver qué pasa cuando volvamos en manada a las calles.

Noticias Relacionadas