Primera Nacional

La final por el ascenso: una intensa disputa sobre dónde se va a jugar

Tigre y Barracas Central deben disputar este lunes la final para saber quién es el que asciende a la Primera División del fútbol argentino, aunque todavía no se sabe dónde se jugará.

Luego de lo que fue el triunfo de Tigre ante San Martín de Tucumán como visitante, que le dio el pasaje a la final de la Primera Nacional, y a su vez, la victoria de Barracas sobre Villa Dálmine que también lo depositó en el último partido para ascender, todavía no se sabe donde se jugará.

Si bien el encuentro está pautado para este lunes, los equipos no se han puesto de acuerdo por la sede. Barracas Central considera que debe jugarse en cancha de Banfield, pero la dirigencia del Matador no. 

Durante este mediodía se realizó una reunión para confirmar la sede y AFA, en conjunto con Barracas confirmó el Florencio Sola, pero Tigre se negó a firmar ese acuerdo.

Luego del encuentro, éste último publicó un comunicado en las redes sociales que dice: "Debido a que no están dadas las condiciones para que todos nuestros [email protected] e hinchas puedan disfrutar de una final como se merecen, desde el Club Atlético Tigre estamos trabajando para que la mayor cantidad del pueblo Tigrense pueda asistir al partido".

En ese marco, agrega: "Les pedimos, por favor, evitar aglomerarse en las inmediaciones del estadio; ya que aún no está confirmada la cantidad y distribución de entradas, las cuales son ajenas al Club Atlético Tigre y no están a la altura de lo que nuestra institución se merece".

Está claro que la decisión de Tigre es jugar el partido en un estadio de mayor capacidad debido a que el caudal de socios que posee sobrepasa la cantidad de localidades que tendría en una eventual final en cancha de Banfield. 

El elenco de Victoria tiene más de 10.000 socios y la cantidad de parcialidades supera 'a gatas' las 6.000. Es por eso que cree que hay una medida en contra, sobre todo, teniendo en cuenta que su rival fue presidido mucho tiempo por el actual mandamás de la AFA, Claudio Tapia.

Según informaron, la dirigencia de Tigre tiene la intención de jugar el partido en cancha de Lanús, estadio que posee mayor capacidad que la de su clásico rival. 

Si bien en principio se había tirado la posibilidad de jugar en Arsenal, esta quedó desestimada por ambos luego de que el estadio es aún más pequeño que el del "Taladro".

Noticias Relacionadas