Con Terapias Intensivas al límite, hay preocupación por los insumos

“Estamos siempre al borde, cuidando el stock, consiguiendo de cualquier manera y pagando precios que son como confiscatorios”, le expresó a diario Hoy Roberto Martínez, director del Hospital Italiano de La Plata.

Mientras la campaña de vacunación continúa con éxito en todo el país, la situación de las Terapias Intensivas sigue al límite. En diálogo con diario Hoy, Roberto Martínez, director general del Hospital Italiano de La Plata, aseveró que hay un “alto consumo de insumos para la sedoanalgesia de los pacientes que tienen que estar ventilados por Covid y no Covid”.

El último relevamiento de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) indicó que “continúa el déficit de insumos, principalmente de drogas relacionadas a pacientes respirados (sedantes, analgésicos, y bloqueantes neuromusculares)”. Además, el informe concluyó que existen problemáticas con el oxígeno en el seis por ciento de los establecimientos que se encuestaron.

“Algunos de esos medicamentos aumentaron desde que empezó la pandemia el 1.300 por ciento, otros el 300, un promedio de 600 por ciento de aumento. La industria ha utilizado un tema de mercado para aplicar en estos insumos. Con el alto consumo hay un problema de producción, entonces cuesta conseguirlos. Hoy estamos con una ocupación en el Hospital Italiano del 95 por ciento. Sobre 58 camas tenemos 55 ocupadas”, expresó Roberto Martínez.

Asimismo, el director del sanatorio explicó que se trata de un problema que se viene manifestando hace algunos meses y se profundizó en esta segunda ola.

“Estamos siempre al borde, cuidando el stock, consiguiendo de cualquier manera y pagando estos precios que son como confiscatorios. Llama muchísimo la atención y lo hemos advertido por todos los medios. Deberá haber alguna intervención para que se considere a estos insumos como esenciales y tratar de dar alguna protección. Se nos hace muy difícil, seguimos buscando por todos los medios que no se nos quiebren los stocks”, remarcó.

En la misma línea, Raúl Tassi, director del Instituto Médico Platense y el Instituto Del Diagnóstico, precisó: “Más allá de lo que sale, nosotros nos fijamos en salvar las vidas. No-sotros como hospitales grandes tenemos una farmacia importante con stock, pero se nos redujo el stock con una entrega semanal. No podemos tomar más gente. Entre los internados tenemos que calcular cuánto nos puede llevar lo que tenemos”. El propofol, por ejemplo, uno de los medicamentos que se utiliza para sedar a los pacientes, en abril de 2020, a un mes del inicio de la cuarentena obligatoria, ya había aumentado un 524 por ciento.

Seguir leyendo...

Aumento en el precio de los insumos básicos

El especialista también mencionó el aumento en los elementos básicos para la prevención, como barbijos, guantes de látex y alcohol en gel. “Ni hablar de lo que invertimos en respiradores, monitores y bombas. Más los repuestos que están en dólares”, completó.

Días atrás, en comunicación con este multimedio, la médica intensivista Carina Balasini, titular de la regional de la SATI, se refirió al “déficits de insumos” y alertó sobre “una falta de medicamentos para tener al paciente respirando. No significa que no haya, significa que no hay un analgésico y se le da otro”.

A su vez, Liliana Fishkel, directora del Hospital Especializado Dr. Noel H. Sbarra, sostuvo: “Cuando nosotros decimos no hay camas o están saturadas, es la cama con todo lo que conlleva: el recurso humano, el intensivista, el enfermero capacitado, monitor, oxígeno, medicación. Sin todo eso no se puede sostener una cama de Terapia Intensiva”, explicó. “Lo que ha hecho la industria farmacológica la verdad que me da mucha tristeza, sabiendo la alta demanda de toda esta situación”, sentenció la profesional y agregó: “Estamos al límite con esta medicación. Si este ritmo de internaciones en UTI se mantiene, se va a notar la falta que están notando los privados”.

Noticias Relacionadas