Apareció sana y salva la adolescente platense que era intensamente buscada

Estaba en Rafael Castillo, zona Oeste del conurbano, con un joven de 19 años, quien quedó aprehendido. Sería su novio y la habría conocido por las redes sociales.

A poco más de tres días de su búsqueda, apareció ayer sana y salva la adolescente platense de 13 años, identificada con sus siglas M. G., de quien nada se sabía desde la tarde del martes cuando su madre y sus allegados perdieron todo contacto y por quien la Policía llevó a cabo dos rastrillajes para dar con ella, perros incluidos, en las inmediaciones de la casa de la menor de la localidad platense de Hernández. Fue encontrada en Rafael Castillo, partido de La Matanza, en la zona Oeste del Conurbano bonaerense, en perfecto estado de salud.

De acuerdo a los voceros consultados por Trama Urbana, fueron claves los registros de la tarjeta SUBE tanto de ella como los de un joven de 19 años que se encontraba con la chica, y que ahora deberá responder ante la fiscalía número 7 de La Plata, que analiza lo sucedido y por el momento lo tiene aprehendido, como responsable de la desaparición. Sería investigado por el delito de “sustracción de menor”. Según las primeras versiones, se trataría de un novio que había conocido a través de las redes sociales, de nombre Brian.

Posibles delitos

Los encargados de la búsqueda de M. G. nunca pusieron los ojos en el hombre por la sencilla razón de no tener conocimiento alguno suyo, ya que la familia nunca les había hablado de él porque, al parecer, no lo conocían. “Si mantuvieron o mantienen efectivamente una relación, fue a escondidas”, le contó a este diario un vocero. Claro que para descartar cualquier otra teoría, la UFI actuante le tomaría hoy declaración al muchacho para ver cómo se conocieron y determinar si se cometió grooming, corrupción de menores o hasta algún tipo de abuso.

Mientras tanto, la adolescente se reencontró con sus allegados en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Justo, que viajaron hacia allí, y luego fue trasladada a La Plata, donde se le realizó un Reconocimiento Médico Legal en el Hospital de Niños Sor María Ludovica.

Los movimientos de la SUBE y la apertura del celular, claves

Seguir leyendo...

M.G. se había contactado con su madre por última vez alrededor de las 15.15 del martes, mediante WhatsApp. Cerca de las 16, su progenitora regresó a su hogar de Hernández donde vive con la menor, y descubrió que se había ido, llevándose los $1.500 que tenía ahorrados pero no el cargador del celular.

Sus familiares iniciaron una búsqueda y solicitaron ayuda a través de redes sociales, viralizando la imagen de la chica. Tras la denuncia, se unió a la pesquisa la Policía Bonaerense, montándose grandes operativos.

Entre el miércoles y ayer se llevaron a cabo dos rastrillajes en las inmediaciones de la casa de M. G., con agentes de la fuerza, civiles y perros adiestrados involucrados. Los resultados fueron negativos.

Paralelamente, dos remiseros aseguraron haberla trasladado junto a otra chica a diferentes puntos de la ciudad, distanciados uno del otro, mientras que los investigadores comenzaron a analizar la tarjeta SUBE de la adolescente, aunque sus allegados aseveraron que no tenía. Se determinó así que el plástico se había activado a las 15.15 en la estación de Gonnet del tren Roca, a las 16.44 en Plaza Constitución y a las 23.17, siempre del martes, en el interno 614 de la línea 174 de Capital Federal.

En cuanto a su celular, estuvo la mayor parte del tiempo apagado, pero se detectó en un momento la apertura del mismo en Rafael Castillo, precisamente el sitio donde horas después fue encontrada por los oficiales.

 

Noticias Relacionadas